El juez federal Julián Ercolini levantó el secreto fiscal y bancario de Rodrigo Sbarra, el ex secretario de Coordinación del ex Ministerio de Producción investigado por el hallazgo de un sobre con 10 mil dólares en un cajón de la oficina que ocupó en su paso por esa cartera. La información que surja del levantamiento del secreto bancario y fiscal -ordenado al Banco Central y a la AFIP- será cotejada por los investigadores con aquella que surge de las declaraciones juradas del imputado. El viernes, Pollicita había imputado a Sbarra por supuesto lavado de dinero.

Para el fiscal, Sbarra receptó "una cantidad aún no individualizada de dinero cuya procedencia no fue justificada ni legalmente declarada, parte de la cual puso en circulación en el mercado a través de la adquisición" de un lote por un monto de 186.086 dólares entre el 13 de abril de 2016 y el 17 del mismo mes de 2019.

La operación inmobiliaria fue celebrada con la firma Consultatio S.A., mientras Sbarra se desempeñaba como secretario de Coordinación del ex Ministerio de Producción y Trabajo, de la gestión de Cambiemos. El fiscal llegó al lote tras seguir la pista de la dirección de correo electrónico que aparecía escrita a mano en el sobre en el que fue encontrado el dinero.

La dirección de correo electrónico correspondía al dominio del barrio cerrado Nordelta (@nordelta) y pertenecía a una empleada del área de cobranzas. De la declaración testimonial surgió que Sbarra compró un lote en cuotas entre 2016 y 2019 por un valor aproximado de 180 mil dólares: el adelanto fue de unos 70 mil dólares y, luego, se comprometió a pagar cuotas de 3.300 dólares cada una hasta abril de 2019.

Al despacho en el que fue encontrado el dinero se accedía con huella digital, tras atravesar dos puertas, estaba vigilado por cámaras de seguridad y contaba con un timbre para quienes no tuvieran acceso directo, según pudo saber esta agencia.

El sobre con el dinero fue hallado el martes 21 de enero en la oficina que ahora pertenece a la cartera de Desarrollo Productivo, que encabeza Matías Kulfas.