El salario real de los trabajadores experimentó en el cuarto trimestre de 2017 una leve suba interanual, 0,5% para los registrados privados y 0,7% en el sector público. Este aumento estuvo lejos de compensar las caídas del 2016, ambos casos se encuentran muy por debajo de los niveles del cuarto trimestre de 2015 (5,4% y 6,7%).

Luego de la fuerte caída del año 2016, la cantidad de asalariados registrados en el sector privado comenzó a crecer y en el cuarto trimestre de 2017 superó por primera vez los registros del mismo período de 2015. Sin embargo, las tasas más elevadas de crecimiento según la modalidad de inserción en la estructura ocupacional siguen siendo de los monotributistas sociales (8,8% i.a.), los monotributistas (7% i.a.) y los trabajadores de casas particulares (4,3% i.a.). Dentro de los asalariados registrados del sector privado el crecimiento del empleo se explica casi exclusivamente por el aumento de la industria de la construcción (11% i.a.), mientras que la industria manufacturera y otros sectores productores de bienes siguen presentando variaciones interanuales negativas (1,6% y 0,8% respectivamente).