Los seis detenidos durante la protesta del pasado lunes frente al consulado de Chile fueron liberados ayer, tras declarar ante la Fiscalía, acusados de los delitos de "daños, resistencia a la autoridad y lesiones". Según señaló NA, los detenidos quedaron en libertad tras declarar el fiscal Federico Tropea, quien quedó a cargo de la investigación del caso.

Los arrestados fueron Leandro Cano (27), Adrián Pitton (34), Antonio Hardoy (29), Pilar Ramírez (19), Violeta Larregli (51) y Myriam Selhi Ousset Garrone (40), periodista de origen canadiense e integrante del Centro de Estudios Legales y Sociales ( CELS).

El CELS celebró la liberación de su integrante en su cuenta de la red social Twitter y cuestionó que "estuvo 20 horas privada de su libertad".

En tanto, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) expresó ayer su "preocupación" por la decisión del gobierno de Chile, que preside Sebastián Piñera, de "militarizar el territorio y reprimir las multitudinarias movilizaciones que expresan el descontento social". La organización expresó su solidaridad con el pueblo chileno "que viene reclamando más derechos e igualdad, y con los organismos de derechos humanos trasandinos que están denunciando la violencia estatal, la criminalización de la protesta y la suspensión de las libertades constitucionales".