El juez federal Ariel Lijo rechazó investigar la denuncia por supuestas irregularidades en el pago que durante el gobierno de Mauricio Macri se hizo al "arrepentido" Alejandro Vandenbroele para declarar en el caso Ciccone Calcográfica.

A partir de esta decisión y que previamente se había declarado incompetente también el juez Marcelo Martinez De Giorgi, será la Cámara Federal la que determine qué juez es competente para avanzar en el caso.

La denuncia fue presentada a partir en una nota periodística que reveló que el gobierno de Macri le habría dado fondos a Vandenbroele para instalar un hotel boutique.

Vandenbroele admitió haber recibido dinero para poner una posada en la provincia de Mendoza y según la publicación periodística el "arrepentido" le pidió al entonces Poder Ejecutivo una suma de 1.500.000 de pesos.

El artículo daba cuenta que el pedido había sido canalizado a través de la persona que estaba encargada al expediente de Vandenbreole, dentro del programa de protección de testigos.