El diputado nacional del PRO Daniel Lipovetzky manifestó hoy su confianza en que el oficialismo logrará firmar esta tarde el dictamen del proyecto de reforma previsional “como vino votada del Senado” y aseguró que la iniciativa garantizará que los jubilados “nunca pierdan frente a la inflación”.

Lipovetzky adelantó que Cambiemos intentará esta tarde, en el marco de un plenario de comisiones convocado en la Cámara baja, “darle dictamen al proyecto tal como vino votado del Senado", con lo cual quedaría en condiciones de ser tratado en el recinto la próxima semana para convertirse en ley. En este sentido, el legislador oficialista dijo que el proyecto “ya tuvo debate suficiente”, a la vez que recordó que la iniciativa tuvo el respaldo antes de 23 de los 24 gobernadores.

En declaraciones a radio Continental, el diputado del PRO puso de relieve que el proyecto “viene con una fórmula que es una mezcla entre el Índice de Precios al Consumidor, más un 30 por ciento de RIPTE, índice elaborado por el Ministerio de Trabajo que regula incremento salarial". A su vez, destacó que se trata de “lo que hace la mayoría de los países del mundo: inflación más salario”. Ante una consulta, Lipovetzky aclaró que “la edad jubilatoria sigue siendo la misma", aunque precisó que “se modifica la opción de darle al trabajador por decidir si quiere seguir o no" cuando, hoy, "es una obligación legal del empleador”.

En torno al respaldo de los gobernadores, el diputado del PRO confió en que continuarán apoyando el proyecto y destacó que en la Cámara de Diputados “hay bloques con relación directa con los gobernadores”. Por otra parte, Lipovetzky puso de relieve la necesidad de sancionar las reformas impulsadas por el gobierno nacional que se debaten en el Congreso y sostuvo que se trata de "un paquete de leyes muy importante".

Finalmente, y respecto a la reforma impositiva en particular, el diputado del PRO sostuvo que la iniciativa apunta a “estimular inversión y el crecimiento de empleo privado” y adelantó que habrá “retoques en impuestos internos para compensar la pérdida fiscal que va a tener el Estado”.