El presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, sorprendió con una visita al presidente Mauricio Macri en la Casa Argentina de Davos, Suiza.

Infantino fue recibido en el living de la planta superior del café alpino convertido en el búnker argentino, e intercalado entre las sucesivas reuniones bilaterales que mantiene el Presidente con empresarios.

En el encuentro mano a mano dialogaron sobre "el Mundial de Rusia, Messi, y la candidatura de Argentina, Uruguay y Paraguay para organizar el Mundial 2030", según comentó Infantino a la salida.

"Le dije que lo esperamos en Rusia", añadió el sucesor de Joseph Blatter. "No me pudo garantizar que Argentina llegará a la final", dijo, sonriendo, antes de partir.