El presidente Mauricio Macri advirtió sobre la necesidad de un "cambio en serio" y de poder "confiar en la Justicia para servirnos" con valores como el de "la verdad" y el diálogo. Así presentó hoy el proyecto que contiene el nuevo Código Procesal Civil y Comercial de la Nación acompañado por el ministro de Justicia Germán Garavano.

Y enfatizó: "Los argentinos necesitamos cambiar este sistema; necesitamos un cambio en serio, no un parche", remarcó el presidente, quien además sostuvo que debe ser un cambio como "todos los que hemos encarado en estos tres años y medio". 

Con la nueva implementación, los juicios civiles pasarán de tardar entre 5 a 7 años a 1 año o en algunos casos será cuestión de meses, según planteó Macri. Además, evaluó que "a los argentinos siempre nos paso algo muy triste con la justicia; piensan que es lenta que esta llena de burocracia de idas y vueltas". 

"Los argentinos necesitamos poder creer en nuestra justicia, necesitamos confiar en ella, confiar que esta para defendernos, para protegernos, saber que esta para servirnos para responder a nuestras demandas y ayudarnos cuando la necesitamos", acentúo.

Por su parte, Garavano aseguró que la iniciativa es "histórica" y destacó que la política que impulsó el Jefe de Estado durante su gestión es "clara" y destinada a "agilizar los procesos judiciales" en le marco de la iniciativa de Justicia 2020, la plataforma judicial participativa, mientras destacó que hay un ante proyecto de la ley penal y del código juvenil penal. 

Del acto realizado en el Salón Blanco participaron además, miembros del Poder Judicial de la Nación, jueces federales, provinciales, legisladores y representantes de ONGs.

También asistieron los integrantes de la comisión redactora que trabajó en la elaboración del proyecto, que será enviado al Congreso de la Nación.