La Ciudad de Buenos Aires amaneció hoy empapelada con un particular mensaje: "Feliz cumple Cristina, gracias por tanto amor". La frase, impresa en carteles pegados en una gran cantidad de partedes porteñas, está acompañada por la foto que subió hace unos días Florencia Kirchner junto a su mamá, Cristina Fernández de Kirchner, desde Cuba.

La vicepresidenta cumple 67 años este 19 de febrero y comenzó el festejo anoche con una cena junto al mandatario Alberto Fernández y una veintena de los dirigentes oficialistas más cercanos.

El encuentro fue en el Café Las Palabras, del diputado nacional Eduardo Valdés, y además del Presidente estuvieron allí la primera dama, Fabiola Yáñez; el hijo de la titular del Senado, Máximo Kirchner; y distintos funcionarios, legisladores e intendentes, como Carlos Zannini, Mayra Mendoza, Anabel Fernández Sagasti, Leopoldo Moreau, Oscar Parrilli y Luana Volnovich, entre otros. La misma foto de Cristina y Florencia Kirchner que apareció en afiches por las calles porteñas también decoró la torta de cumpleaños de la expresidenta, según publicó la agencia Noticias Argentinas.

Por la gran cantidad de saludos que recibió, en redes sociales también se hizo tendencia la consigna "Cristina Cumple". Pero, si bien recibió muchos deseos y felicitaciones por parte de sus simpatizantes políticos, el que más resaltó fue el de su hija Florencia.

A través de su Instagram, la cineasta escribió un sentido mensaje que acompañó con otra foto de la visita de su madre en La Habana, donde se encuentra desde hace un año por un tratamiento médico. En el posteo, la joven aprovechó para agradecerle por haber cuidado de ella y su hija Helena, de 4 años, en el transcurso de su enfermedad.

"A veces, el amor hacia una otra, no nos hace querer ver que la persona que queremos no está bien, que está enferma, que se desvanece a nuestro lado. Con todo el dolor que eso implica, vos lo asumiste, te pusiste a disposición de mi cuerpo y mi mente", escribió la realizadora audiovisual de 29 años.

En este sentido, expresó: "Supiste adaptarte a los tratamientos que necesitaba mi situación de salud. A los altos y bajos físicos, psíquicos y emocionales de mi persona. A este proceso de curación, cuidando vos a mi hija cuando yo no podía, trayéndola por el cielo para que esté conmigo. Yo acá, vos yendo y viniendo con el mundo en los hombros".

"Acompañar a quienes no estamos bien no es algo sencillo, requiere de consultas médicas, esfuerzo y trae consigo todo un universo de complejidades inimaginables, hasta que mutan a la vida tangible cuando una decide estar en esa, al lado de la enferma.
Todo trato se desarrolla con extrema delicadeza, es que cualquier cosa aplasta al que no puede. Están lxs enfermxs, pero también están lxs que quieren acompañar y ahí estás vos, siendo mi madre, toda, demasiada humana. Gracias. Yo, siempre con vos. Feliz cumpleaños mamá!", concluyó Florencia Kirchner.