La Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN), que agrupa a 33 gremios de base, resolvió aceptar la propuesta salarial presentada a principio de esta semana por el Ministerio de Educación, que prevé aumentos según los cargos, con revisiones en diciembre y en febrero.

El aumento consiste en el otorgamiento de una suma fija remunerativa no bonificable que, sumada al 15% otorgado en 3 tramos hasta septiembre, significará un incremento de entre 24% y 26% en el salario docente.

De acuerdo con el acta firmada, los aumentos serán de 24% para los cargos de titulares, de 25% en el caso de los adjuntos, de un 25,5% para los jefes de trabajos prácticos (JTP), y de 26% para los ayudantes, porcentajes que se verán reflejados ya en los haberes de octubre.

Además se agregó una "garantía de revisión de las escalas salariales" en relación a la inflación, en dos tramos. 

El primer tramo será en el bimestre noviembre-diciembre del 2018, y la segunda, para el bimestre enero-febrero del 2019.

En el acuerdo se estableció el compromiso de incorporar al salario básico los porcentajes adicionales otorgados, y de continuar con la recomposición del nomenclador docente.

Desde la FEDUN expresaron que " más allá de este avance, los gremio. hemos decidido mantenernos en estado de alerta y movilización para garantizar el financiamiento del sector universitario y de la educación pública en su conjunto" .

Por último, en un comunicado a través de su cuenta de Twitter, la FEDUN convocó a una marcha al Congreso para el jueves 13 de este mes donde invitan a "participar de la marcha para rechazar el acuerdo con el FMI"  y reclamar que la educación sea "garantizada por el Estado como un derecho social".