El presidente Alberto Fernández defendió las nuevas restricciones a la compra de dólares al sostener que las divisas "hacen falta para producir, no para guardar" y criticó así a los argentinos que deciden adquirir dólares para resguardar el poder adquisitivo, y que en agosto sumaron más de 4 millones de personas.

El Banco Central anunció que la compra de divisas tendrá una retención del 35% que se tomará a cuenta de Ganancias y Bienes Personales, aunque quienes no paguen esos impuestos podrán pedir un reintegro al final del año calendario.

Con esa medida, el dólar oficial se fue por encima de los $131 este miércoles mientras que el dólar blue hoy se llegó a negociar a $150.

El Presidente hizo una breve referencia a las nuevas restricciones de acceso al mercado cambiario durante la presentación del Plan Nacional de Conectividad en la sede central de Arsat, en la localidad bonaerense de Benavídez.

"Construimos esta lógica de la economía, una economía que ya no promueve más la especulación y quiere que el dólar deje de ser un mecanismo de especulación y una variable con la que algunos acumulen. Dólares en un país donde hacen falta para producir, no para guardar", enfatizó.

Fernández dijo que su gobierno seguirá "trabajando y vamos a seguir haciéndolo juntos, y estoy convencido de que la inmensa mayoría de los argentinos quiere lo mismo que nosotros, una Argentina que produzca y trabaje".

Plan Conectar

Insistió en la necesidad de que todos los argentinos tengan "las mismas oportunidades" y dijo que con el Plan Conectar se busca "integrar mejor al país".

"Cuando veo que vamos a tener un tercer Arsat siento que estamos volviendo a ser lo que nos merecemos ser", señaló.

El proyecto contará con una inversión de 37.900 millones de pesos hasta 2023 y buscará universalizar el acceso a conexiones de banda ancha de última generación, al tiempo que prevé la reactivación del Plan Satelital Argentino.