La cantidad de nuevos  juicios laborales por accidentes de trabajo cayó un 19% anual en noviembre como consecuencia del impacto de la nueva Ley de ART, se informó hoy. 

El 84 por ciento de los nuevos juicios laborales por accidentes  de trabajo se encuentran en las diez provincias que ya adhirieron  a la nueva ley. 

Buenos Aires, Jujuy y Corrientes se sumaron recientemente al  pelotón que integraban la Capital Federal, Córdoba, Mendoza, Río  Negro, Entre Ríos, San Juan y Tierra del Fuego en la adhesión de  la a la Ley de Riesgos del Trabajo 27.348. Según un estudio de la Unión de Aseguradoras de Riesgos del  Trabajo, entre las provincias que aún no se sumaron se destaca  Santa Fe que detenta el 12% de la judicialidad del sistema,  guarismo que muestra el peso de la litigiosidad en su economía.

La nueva ley y su cambio en el procedimiento, con la inclusión del paso por Comisiones Médicas del sistema, entre otras, como  requisito indispensable antes de la presentación de demandas en  los Tribunales Laborales, ha comenzado a mostrar “buenos  resultados en los distritos que la han incorporado”, dijo la Unión.

A noviembre, la disminución de la litigiosidad en la Capital  Federal es del 48% y en Córdoba, que se sumó el 15 de septiembre,  el descenso fue del 58%. 

Por cuarto mes consecutivo  las demandas contra las ART son  menores a las del mismo mes del año anterior: en noviembre la  caída en todo el país fue del 19%. 

Este indicador marca, además, una mejora en la perspectiva  trazada para la tasa de crecimiento esperada para este año, que  ahora disminuye al 5%.

El estudio señala además que se dio una importante migración de demandas hacia distritos que no habían adherido:  tal es el caso  de la provincia de Buenos Aires, en la que la litigiosidad aumentó casi 70% por la adhesión temprana de la Capital Federal. 

El crecimiento en Buenos Aires y la baja en la Capital hizo que, además, durante noviembre y por primera vez desde 2008, la  Ciudad tuviera menor cantidad de juicios (3.314) que la provincia  (3.613). 

“La Ley 27.348 es una herramienta para bajar la litigiosidad,  que todavía sigue siendo elevada, pero somos muchos los que estamos trabajando para que disminuya. El Estado, los empresarios,  sindicatos y aseguradoras coincidimos en que la litigiosidad o  conflictividad exacerbada no beneficia al trabajador ni a la  generación de empleo de calidad”, dijo la Unión de ART.