La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas ( APLA) que lidera Pablo Biró se manifestó en defensa de los pilotos de la Dirección de Aeronáutica de Chubut, advirtiendo que tal organización se encuentra en estado de alerta “y pronta a adoptar medidas gremiales que podrán afectar la regularidad de los vuelos a la provincia”.

La comunicación oficial emitida en la noche de este lunes remite a las denuncias del sindicato sobre lo que consideró un “proceso de persecusión y despidos”, al tiempo que reclamaron la urgente reincorporación de dos pilotos que fueran cesanteados.

Biró describió la situación comentando que esa provincia cuenta con aeronaves de pequeño porte para la realización de vuelos sanitarios y de traslado de insumos en pandemia. “Mientras que días atrás se inició la persecución sindical y laboral contra los pilotos afiliados a APLA (uno de ellos es delegado), despidiéndolos y suplantándolos con pilotos de menor licencia", reseñó.

Entre las medidas que podría definir ese sindicato sobre la situación descripta no se descartó la "eventual afectación de vuelos dirigidos o salidas". Como también que el conflicto pueda escalar llegando a nivel nacional. "Esperemos que se revierta esta inmoralidad, que el gobernador tenga un instructor privado volando estos aviones, porque hay un límite", remarcó el secretario general de APLA apuntando al mandatario patagónico Mariano Arcioni.

Los vuelos de carácter humanitario no serán afectados, caso contrario ocurrirá con los servicios regulares con fines turísticos.