El ministerio de Desarrollo Social anunciará mañana el acceso a cuentas sueldos de 570 mil beneficiarios del plan Potenciar Trabajo.

Será un paso hacia la formalidad del trabajo que busca modificar la cartera que conduce el ministro Daniel Arroyo. Una de las primeras medidas de la gestión fue la unificación de los planes Hacemos Futuro y Salario Social Complementario hacia la creación de Potenciar Trabajo, con un cobro mensual 8.500 pesos a cambio de una contraprestación en proyectos productivos, laborales o comunitarios; o a través de la terminalidad educativa.

El cobro del beneficio - hasta ahora a cargo de una tarjeta del ministerio - cambiará a la apertura a una cuenta sueldo en el Banco Nación, que habilitará a que los beneficiarios puedan incorporar "changas que hasta ahora se hacían en efectivo", analizaron fuentes de la cartera. "Podrán cobrar otros trabajos a através de una transferencia", explicaron.

El programa está articulado con el Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (Renatep), un plan que beneficia a que los trabajadores de la economía popular puedan acceder a herramientas para potenciar su trabajo.

"Los trabajadores van a poder registrarse con acceso a una factura. Podrán facturar por dos años sin pagar impuestos", informaron a este medio. Según explicaron las mismas fuentes, esta nueva medida "formaliza el tipo de trabajo que se hace en la economía popular".

Unas 570 mil personas forman parte de Potenciar Trabajo, un programa nacional de inclusión socioproductiva y de desarrollo lanzado en marzo pasado con el fin de mejorar el empleo y generar nuevas propuestas productivas en los sectores afectados por la situación social y económica.

El plan social fue modificado con la actual gestión. Antes sólo debían cumplir con una capacitación y  ahora los beneficiarios deberán optar por una contraprestación que podría ser un proyecto laboral de cuatro horas diarias o terminar con los estudios secundarios. Por la cuarentena no se están cumpliendo las contraprestaciones que abarcan cinco rubros: construcción, reciclado, economia del cuidado de personas, textil, y producción de alimentos.

Una parte de los que reciben el Potenciar Trabajo también son beneficiarios del IFE (Ingreso Familiar por Emergencia), un plan para los trabajadores informales  lanzado en la pandemia que ya va por su tercer pago. "Unas 155 mil personas también cobran el IFE. El resto recibió el bono de 3 mil pesos", señalaron desde Desarrollo Social.

El programa Potenciar Trabajo viene ampliándose hacia otros sectores. La semana pasada se incorporaron dos líneas, una para jóvenes que se recuperan de adicciones y otra para obras de urbanización en barrios populares, con el objetivo de generar 40.000 puestos de trabajo. También se incluyó otra línea para  mujeres que sufren violencia de género.

El Gobierno está trabajando en un nueva línea para jóvenes. "Es lo que se está analizando y están definiendo las características", explicaron fuentes gubernamentales.

En cuanto al futuro del IFE, el Ejecutivo analiza qué forma le dará al beneficio en el futuro mientras continúa la pandemia. Hasta ahora fue ratificada la cuarta etapa, aunque descartan la posibilidad de una renta universal. "Depende del ritmo de la pandemia cúal será la herramienta" para los sectores afectados económicamente. También se habla de "una renta básica". "Está en estudio la herramienta y a cuanta población", detallaron fuentes oficiales.