El candidato a diputado nacional de Evolución, Martín Lousteau, celebró ayer renovar las bancas que su espacio ponía en juego en la Cámara de Diputados y en la Legislatura porteña, al alcanzar 12,33 por ciento de votos (cuando iba el 98 por ciento de las mesas escrutadas), unas décimas menos que lo obtenido en las primarias de agosto último.

“Creemos que nuestros votantes hicieron una muy buena contribución a la Cámara de Diputados llevando a Carla Carrizo”, expresó Lousteau en un discurso que ofreció en el búnker de Evolución, en el Palacio Alsina, donde agradeció al “cuarto de millón de porteños” que acompañó ‘siempre’ a su fuerza, desde los comicios del 2013.

Más distendido, al igual que el resto de los postulantes de su espacio luego de confi rmar que habían logrado repetir el porcentaje alcanzado en las primarias, Lousteau garantizó que Evolución llevará a ambos cuerpos legislativos “la impronta de todos aquellos que quieren debatir en base a propuestas concretas y quieren que esa discusión sea con sumo respeto”.

Con estos resultados, Lousteau accederá a la Cámara baja y Carrizo renovará su mandato como diputada, en tanto que llegarán a la Legislatura porteña los primeros cuatro candidatos de su lista, que encabeza Débora Pérez Volpin, seguida por Juan Nosiglia, María Inés Gorbea y Hernán Arce.

Lousteau se esmeró en agradecer a sus votantes que “creen y saben que Argentina tiene una oportunidad extraordinaria y por eso no se resignan al pasado y al presente”.

A su turno, también dedicó palabras de agradecimiento a los equipos técnicos, a los militantes por su “mística”, a los colaboradores independientes y a quienes actuaron como fiscales en los comicios.