Luego de la huelga que por 72 horas realizó la Unión Tranviarios Automotor ( UTA) en los servicios de larga distancia, entre viernes y lunes, ese sindicato y las empresas volverán a la mesa de diálogo en la órbita del ministerio de Transporte a cargo de Alexis Guerrera.

La reunión está prevista para las 14.30 de este martes, mañana los mismos actores tendrán otro encuentro con el ministerio de Trabajo de la Nación, confirmaron fuentes del Gobierno a BAE Negocios.

La medida de fuerza se sustanció por sueldos y aguinaldos adeudados pese al auxilio económico del Estado, "que reciben las empresas bajo la emergencia Covid", remarcaron desde el sindicato.

Como anticipó este diario, con la instancia de conciliación obligatoria agotada la cartera de Transporte sólo pudo solicitarle a la UTA que desactivara la medida de fuerza el viernes, casi una instancia protocolar para, acto seguido, realizar la convocatoria a la reunión de hoy.

De paro y furiosos

Desde la UTA fustigaron al sector empresario y recalcaron que el Gobierno otorgó subsidios a las patronales. Los fondos incluso abarcan a un amplio sector de los choferes de larga distancia suspendidos a raíz de las restricciones a la circulación que se definieron por la pandemia en 2020.

“Además de la deuda salarial no se avanzó un paso en las negociaciones paritarias", enfatizó Mario Calegari responsable de prensa en esa unión gremial.

“Pretendieron negociar condiciones de trabajo a cambio de salarios", acotó el sindicalista..

Desde la cartera laboral a cargo de Claudio Moroni le informaron a este diario que hubo gestiones antes y durante la huelga para tratar de encauzar el conflicto, pero no se logró el cometido.

El Estado Nacional aporta $600.000.000 al sector a través de la resolución 283/2021 del Ministerio de Transporte, además de los $260.000.000 mensuales que llegan desde la cartera laboral vía Repro II, para uno de los rubros más afectados por las restricciones dispuestas en la crisis Covid.

Calegari recalcó que pese a recibir esos fondos estatales, “los trabajadores continúan cobrando en cuotas” y acotó “estamos ante la desidia de un sector empresario sin escrúpulos y límites".

"Pretenden que manejemos más horas, con menos conductores, al margen de la ley y burlando todos los derechos de los trabajadores”, dijo Calegari.