El ahora ex embajador argentino en Ecuador, Luis Juez, desplazado del cargo por pedido de las autoridades de ese país debido a unas polémicas declaraciones que emitió hace unos días, aclaró que sus dichos fueron “una expresión cordobesa sacada de contexto”.

“Llegué hace media hora de fiscalizar (en las pasadas elecciones legislativas). Me pegué una ducha, me puse un saco y una camisa porque no quería estar con la ropa de esta mañana porque van a decir ‘este mugriento se ve que agarró hábitos ecuatorianos’”, había expresado Juez tras regresar a Ecuador luego de las elecciones legislativas del pasado 22 de octubre.

El dirigente expresó: “Nunca se me cruzó que yo podría decir algo que agraviara a un pueblo que a mí me cobijó de una manera increíble”.

“El problema lo he tenido con las autoridades, con funcionarios, con dirigentes políticos complicados, muy parecidos a los que tuvimos en Argentina durante 10 años en la ‘década ganada’, tipos con los que no podés discutir nada, yo venía de un país huyendo de eso y me voy a parar justo a un país donde estaban viviendo un esquema muy parecido, pero con la gente común me quería”, aseguró.

Sobre su futuro en el Gabinete, Juez estaría en el Ministerio de Defensa, aunque no se precisó cuál sería su función y comentó: “Algo así me dijeron, pero hablaré con el ministro (Oscar Aguad). Yo soy parte de un equipo y el jefe es Macri. Él dice en qué lugar de la cancha juega cada uno”