El ex presidente Mauricio Macri acusó a su sucesor, Alberto Fernández, de ser "un mentiroso serial". Además, aseguró que, al asumir como mandatario nacional, le hubiera gustado recibir una "herencia" como la que le dejó al actual jefe de Estado, de acuerdo a su punto de vista.

Macri consideró que Fernández "ha destruido el valor de la presidencial", y lo criticó por responsabilizar a la gestión macrista por problemas que hoy tiene la Argentina, tales como la deuda externa que tomó en 2018 con el Fondo Monetario Internacional ( FMI).

Con respecto al préstamo del FMI por 57 mil millones de dólares que firmó en su gobierno -el mayor crédito acordado con un país en la historia del organismo multilateral-, Macri aseguró que "el kirchnerismo inventó un relato de la deuda que es mentira" y que "continúa la vieja pelea que tiene con los datos científicos". Argentina terminó recibiendo poco más de USD 44 mil millones del monto original, y ahora se encuentra en proceso de renegociación con el Fondo.

"Heredamos un Banco Central con reservas negativas. El kirchnerismo se había gastado hasta el ahorro de la gente", opinó Macri en diálogo con el canal TN. "Lo peor que heredamos es tener todos los precios desequilibrados. La energía valía un diez por ciento del valor real. Cuando nos fuimos estaba un un 75 por ciento. Hoy estamos mucho peor que hace dos años", aseguró.

En cuanto a la deuda, aseguró que "el gobierno de Cristina Kirchner aumentó la deuda 17 mil millones de dólares en un año, nosotros 12 mil millones y este gobierno (por el actual) en un año aumentó a 34 mil millones".

Por otro lado, defendió el crédito tomado con el FMI, al que definió como "una institución formada por países, que ayuda a los que están en problemas, y en ese momento creían que el rumbo de la Argentina era el correcto". Además, afirmó que el préstamo genera diez por ciento del interés generado por los títulos leliqs emitidos por el actual gobierno.