No sólo Camioneros adelantó el paro del 21 al 22 ante las críticas por coincidir con el aniversario de la tragedia de Once. En el Gobierno también hubo cambios de fechas.

El "retiro espiritual" en la residencia de Chapadmalal finalmente será a partir del 16 de febrero. El líder de Cambiemos, Mauricio Macri, suele juntar a toda su tropa una vez por año en lo que internamente llaman "jornadas de trabajo". Por tercera vez hubo modificación de planes. En la Casa Rosada dijeron a este diario que "la fecha siempre fue esa", pero otra fuente gubernamental aclaró que estaba previsto que el encuentro a la orillas del mar se realice el 23 de febrero. Incluso la semana pasada, el Presidente pensó en adelantarlo un día, al 22, en coincidencia con el paro y movilización convocada por el sindicalismo.

La cita se postergó tres veces; la primera por la crisis desatada con la reforma previsional

Las mismas fuentes contaron a BAE Negocios que el primero en llegar a Chapalmalal será Macri. Está previsto que el jueves de la próxima semana se traslade a la residencia ubicada de 30 kilómetros de Mar del Plata. El resto del gabinete irá llegando. Formalmente el encuentro comenzará el viernes y se extenderá hasta el sábado. Todavía no fueron designados los compañeros de cuarto.

Habrá asistencia perfecta. Todos los ministros regresaron de las vacaciones. El último fue el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que volvió esta semana a su despacho de Balcarce 50.

El clima en la reunión de la semana próxima no será la mejor. La decisión del Presidente de pedir la renuncia de los familiares de los ministros habrá dejado algunas secuelas que deberán aclararse en los dos días que estarán recluidos en la residencia de veraneo. Otro de los temas que también golpeó al gabinete en las últimas semanas fue la decisión de recortar un 25% los cargos políticos en las estructuras de las carteras, que incluso en algunos llegó hasta el 40%. Esta medida ya fue anunciada pero aún no fue ejecutada. Falta aún la publicación de un decreto en el Boletín Oficial, que se calcula saldrá a fines de mes. En cuanto al caso del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, si bien sobrevolará el tema, ya nadie en el Gobierno quiere mencionar el escándalo.

Con una imagen que intenta levantar el Gobierno, Macri será el anfitrión de la reunión que convocará a los ministros y secretarios en la ciudad balnearia, luego de que en diciembre pasado tuvieron que cancelar el encuentro por la discusión por la reforma previsional. El Gobierno dedicará las jornadas a analizar el futuro económico y político, con especial atención a lo que será la agenda legislativa que anunciará Macri el 1º de marzo ante la Asamblea Legislativa.

Podrían sumarse otros invitados, como la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gobierno porteño, Horario Rodríguez Larreta. La mandataria provincial había participado de una cena durante el retiro de 2016, pero no se quedó al resto de los debates. En esa ocasión habían participado legisladores, como Federico Pinedo, Emilio Monzó, Mario Negri y Ángel Rozas.