En vísperas de partir hacia la Costa Azul, el ex presidente Mauricio Macri destacó que "finalmente se cerró" el acuerdo entre la Argentina y los bonistas por la renegociación de la deuda y remarcó que "defaultear jamás puede estar bien".

Finalmente se cerró! Defaultear jamás puede estar bien", sostuvo el ex mandatario en declaraciones a Infobae.

El portal destacó que el exmandatario optó por no ampliar su declaración, y afirmó que fue en línea con lo que minutos antes había manifestado su ex ministro de Finanzas Luis Caputo, quien, más generoso, saludó a través de las redes sociales: “¡Gran acuerdo! Felicitaciones al presidente Alberto Fernández, al ministro Martín Guzmán y a todos los involucrados. Ojalá esta pesadilla de pandemia termine pronto y comience el proceso de recuperación económica que tanto necesita la gente”.

A diferencia de su exministro, Macri no hizo declaraciones al respecto en sus redes sociales, donde la última publicación es del 17 de julio, con un video de despedida al exfutbolista y entrenador argentino Silvio Marzolini, quien falleció ese día.

El líder del PRO se encuentra en europa en el marco de su rol como presidente de la Fundación FIFA, que tiene sede en Zurich, aunque hay muchas dudas sobre la supuesta agenda en común de la entidad con el ex presidente argentino.

Según reveló Alejandro Wall en Pasaron Cosas, por Radio Con Vos, la Fundación FIFA no tiene prevista agenda alguna para Macri dentro de las próximas dos semanas, cuando termine su cuarentena en París. Tampoco hay reunión programada con Gianni Infantino, el jefe de la FIFA.

Sin embargo, Macri arribó a París el pasado jueves y fue blanco de varios cuestionamientos, no sólo por haber viajado al exterior en medio de la pandemia de coronavirus, sino también por su noche en el exclusivo hotel "La Réserve",  por la que tuvo que haber pagado entre los 900 y los 1800 euros.

Lejos de las preocupaciones, Macri, acompañado por su mujer Juliana Awada y su hija Antonia, se dejó fotografiar mientras disfrutaba de hermosas jornadas veraniegas en Paris, antes de partir a Ramatuelle, a pocos kilómetros de Saint-Tropez, donde se aloja en casa de amigos y práctica golf, según publicaron La Nación y la revista Hola!.