El presidente Mauricio Macri agradeció a las fuerzas de seguridad "que cuidan las calles para que los argentinos vivamos en paz" y su "vocación de servicio", que es "una inspiración para sus compañeros que siguen dando la batalla contra el crimen organizado", y dijo que no se puede "vivir en una Argentina más segura si no cuidamos a los que nos cuidan", al rendir un homenaje a los uniformados caídos en cumplimiento del deber.

Además, el jefe de Estado recordó a los miembros de las fuerzas de seguridad caídos en cumplimiento del deber, a los que calificó de "héroes" que "se dedican a cuidarnos a todos", y expresó sus condolencias a sus familiares, al encabezar en Casa de Gobierno un acto de homenaje a uniformados asesinados.