El presidente Mauricio Macri  reconoció hoy el “error” del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, respecto al escándalo por el despido de su empleada doméstica,  pero defendió su labor en la intervención del Sindicato de  Obreros Marítimos Unidos (SOMU).     

"Triaca reconoció el error, pidió disculpas, algo que valoro. Claramente lo que se hizo en términos de intervención se hizo bien. Se limpió, se hizo una elección transparente, hasta con voto electrónico, se eligieron nuevas autoridades. Y el  'Caballo' Suárez fue. El trabajo de fondo del Ministerio de Trabajo ha sido impecable”, resaltó el mandatario.

Estas declaraciones públicas de Mauricio Macri tras su  regreso de la gira por Europa alejan la posibilidad de que Triaca de un paso al costado en lo inmediato, en medio de  versiones que indicaban que el ministro estaba en la cuerda floja.

De todos modos, Macri advirtió que existe una “nueva vara en la Argentina” y que ya “no alcanza” con justificar un  nombramiento con el pretexto de que se trata de “una persona de  confianza”.

“Claramente en esta nueva vara que tenemos en la Argentina no alcanza con decir que se necesita una persona de confianza y por  eso se nombra a fulanita que yo conocía”, enfatizó Macri, en lo  que puede leerse como un llamado de atención para el cuestionado ministro de Trabajo.

“Tenemos que tener la capacidad de mostrar probadamente las calificaciones de esa persona poder incorporarla. No alcanza con  que sea de confianza porque sea amiga, conocida o la empleada de  tu casa”, insistió.

Con el escándalo de Triaca como telón de fondo, la primera  medida que anunció el presidente al retomar la actividad oficial  en la Argentina tras su vuelta de Europa fue la prohibición para  que familiares de ministros puedan formar parte del Gobierno.

Luego de esta suerte de “tirón de orejas”, Macri elogió el  desempeño del Ministerio de Trabajo conducido por Triaca en la  “batalla por la transparencia” contra “organizaciones cuasi  mafiosas” como la que encabezaba el ex secretario general del SOMU Omar “Caballo” Suárez.

“Realmente sentimos que la batalla por la transparencia que  ha hecho el Ministerio de Trabajo ha sido muy bueno contra  organizaciones cuasi mafiosas que se han pasado de la raya de lo  que debe ser una relación transparente en la defensa de los  derechos de los trabajadores”, argumentó.

En esta línea, esgrimió que “hay muchas cosas que han  funcionado” y que se ha logrado “limpiar” sindicatos que se  caracterizaban por “un abuso en beneficio de los que mandan y no  de la gente que necesita trabajar”.