El presidente Mauricio Macri escuchó hoy un enfático reclamo de un trabajador durante una visita que realizó a una obra porteña, en el que un obrero le pidió que "haga algo por la gente que lo votamos".

El mandatario recibió la demanda mientras recorría uno de los edificios terminados de un complejo habitacional ubicado en el barrio de Parque Patricios junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Mientras saludaba a un grupo de operarios con sus respectivos cascos de trabajo, uno de ellos se adelantó y le dijo:

—Por favor, yo soy laburante. Vivo día a día. Todos los días a las cinco de la mañana me levanto.

—Lo sé, lo sé, lo sé, lo sé —atinó a responderle el Presidente, que lo tomó de la muñeca para calmarlo.

—Sabe qué, perdóneme pero tengo que decirlo —justificó el hombre mientras se soltaba—, con respeto: Usted nos toma el pelo. La gente está decayendo.

Entonces Macri se excusó en el gobierno anterior, pero el obrero fue contundente.

—¡No me importa el Gobierno pasado!

—...

—A mí me importa lo que haga usted ahora. Ahora, hágalo ahora usted —insistió, afectado.

—... estamos tratando de recuperarnos—, le respondió, mientras le pedía que esté "tranquilo" y el trabajador insistía en su reclamo.

Lo ocurrido quedó registrado en un video que se viralizó en las redes sociales y en el que se se ve que Macri, como un boxeador, le da un abrazo con el que intenta dar por terminada la conversación y le hace un pedido mientras se retira:

—... mirá la obra que tenemos.

Rodriguez Larreta lo tomó del hombro para intentar calmarlo y luego una mujer rubia intercedió con una palmada sobre la espalda del desconocido votante desencantado, mientras el equipo aplaudía tibiamente al Presidente y el trabajador se despedía con la mirada baja y un insulto general.

Por su parte, fuentes del Gobierno, en declaraciones a la agencia Noticias Argentinas (NA), restaron importancia al hecho, e incluso dijeron que celebran que "un ciudadano se dirija con respeto al Presidente y le pueda manifestar lo que piensa, no como en otro tiempos en los que te sacaban de los pelos los militantes políticos o la Policía".

"Acá no había vallas, no había nada, sólo un ciudadano haciendo un reclamo genuino y pidiendo un mayor esfuerzo al Presidente, en un marco de democracia, y eso es algo que celebramos", indicaron las mismas fuentes oficiales.

A su vez, dijeron desconocer quien filmó el video que se viralizó e insistieron en que lo más probable es que el reclamo no haya sido pronunciado por un "infiltrado", sino que se trató de "algo genuino y con respeto".

El Presidente se encontró con este episodio durante la recorrida que realizó por la obra urbanística Estación Buenos Aires, ubicada en los barrios porteños de Parque Patricios y Barracas, donde el Gobierno construyó 2400 viviendas familiares en el marco del plan nacional ProCreAr.

Macri aprovechaba el evento para mostrarse con Rodríguez Larreta. Según un comunicado oficial, el presidente visitó uno de los edificios terminados del complejo habitacional acompañado además, por el el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio; el secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, y la gerente del Instituto de la Vivieda de la Ciudad, María Migliore.

La obra, a cargo de la Nación, demandó una inversión total de 5700 millones de pesos, la más grande de ProCreAr, el programa que apunta a que las familias puedan acceder a la vivienda propia mediante créditos blandos.