El presidente Mauricio Macri presentará el jueves en el CCK la presidencia argentina del G20 y dará así por iniciado un nuevo año de trabajo de ese foro, que Argentina liderará por primera vez.

Se espera que en su discurso, el mandatario adelante cuál será la impronta que su gestión piensa darle al G20 bajo su liderazgo, y ese mismo día se darán por iniciadas las primeras reuniones de carácter técnico que se llevarán adelante hasta marzo, cuando comiencen los encuentros que incluirán a los ministros de los países que lo integran, más las naciones invitadas.

Al acto en el CCK están invitados gobernadores, miembros del gabinete, integrantes de los Poderes Judicial y Legislativo y empresarios.

También serán especialmente convidados los integrantes del cuerpo diplomático de los países involucrados en el foro, así como miembros de los organismos internacionales que lo integran y representantes de distintos sectores de la sociedad civil, que debaten en paralelo a los encuentros oficiales, y al final de las discusiones hacen su aporte de propuestas a los gobernantes.

Ese mismo jueves, pero en Bariloche, darán inicio las reuniones formales del G20 en nuestro país, con un seminario del que participarán los viceministros de Finanzas y vicepresidentes de los bancos centrales de los países participantes. 

"Además de los 20 países miembros, se suman invitados, por lo que serán unas 35 personas alrededor de la mesa de negociaciones”, indicó a esta agencia una fuente de la Presidencia de La Nación.

El trabajo en Bariloche se extenderá además al viernes y el sábado, con reuniones centradas en el eje financiero del G20, uno de las patas fundamentales del debate; el otro será el eje político. 

Según fuentes oficiales, hay previstas más de 50 reuniones durante la presidencia argentina del G20, que se desarrollarán en 10 ciudades del país: Capital Federal, Mar del Plata, Rosario, Córdoba, Mendoza, Bariloche, Salta, Jujuy, Puerto Iguazú y Ushuaia.

"Nos espera un verano con reuniones técnicas, en marzo empiezan las reuniones con ministros, y lo más importante será en noviembre de 2018, con la Cumbre de Líderes que se realizará en Buenos Aires”, se informó desde la organización del foro.

El G20 es un foro de cooperación internacional que reúne a líderes, ministros de finanzas y autoridades de bancos centrales de 20 economías: son 19 países miembros, más la Unión Europea; y además los países anfitriones pueden invitar a naciones no miembros a las reuniones durante su presidencia.

En la actualidad lo integran Estados Unidos, China, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, India, Brasil, Italia, Canadá, Corea del Sur, Rusia, Australia, México, Indonesia, Turquía, Arabia Saudta, Argentina y Sudáfrica, más la Unión Europea.

El último año el G20 fue presidido por Alemania, y con ese país se acordó el traspaso del mando a Mauricio Macri para este jueves 30 de noviembre, aunque formalmente la presidencia argentina empezaría al día siguiente, 1° de diciembre.

Sobre la impronta que le dará nuestro país a la presidencia del grupo, en un reciente viaje a la sede de Naciones Unidas en Nueva York, el canciller argentino, Jorge Faurie, había adelantado que se pretender. “darle una visión latinoamericana que incluya las preocupaciones de la región”.

"Será la primera cumbre del G20 en Sudamérica”, recordó Faurie.

Y agregó que será “un honor y una gran responsabilidad, porque debemos establecer la agenda del Grupo, pero también, asegurar la continuidad del trabajo a iniciativas que ya se han adoptado en años anteriores”.

Para el funcionario este período deberá “ser la expresión de la región latinoamericana y presentar las preocupaciones y aspiraciones de la región, incluidas la necesidad urgente de reducir la pobreza y mejorar la calidad de vida de la gente”.

Allí adelantó que se trabajará en “diálogo plural entre los gobiernos”, pero también con la sociedad civil, las academias y la comunidad empresaria.

"Destacaremos la necesidad de un desarrollo económico sostenible, fomentando el crecimiento inclusivo que pueda generar igualdad de oportunidades a través de la educación, subrayando el papel que Argentina puede tener, acercando una perspectiva que viene del sur”, resaltó Faurie.