En su afán por defender la participación de muchos de sus funcionarios, incluso de él mismo, en empresas en paraísos fiscales, el presidente Mauricio Macri aseguró ayer en una entrevista a Canal 13 que "una offshore no es ilegal, lo es si no la declaraste y no pagaste impuestos". A pesar de esta aclaración, respaldó al ministro de Finanzas, Luis Caputo, y al ex subsecretario general de Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, ambos investigados por tener cuentas offshore no declaradas en la Oficina Anticorrupción cuando ingresaron a la función pública.

#Offshore | “Es un instrumento jurídico que se usa para organizar inversiones y empresas”, Mauricio Macri

El tema lo persigue casi desde que asumió la presidencia. Cuatro meses y medio después de haber llegado a la Casa Rosada, a través de la investigación denominada Panamá Papers se reveló que Macri estuvo al frente de la sociedad offshore Fleg Trading Ltd. Luego se descubrió que el mandatario no había informado sobre su existencia en sus declaraciones juradas de 2007 y 2008, cuando ya era jefe de Gobierno porteño. Pronto se supo que también había formado parte del directorio de otra offshore llamada Kagemusha.

Caputo es investigado por no haber declarado que entre agosto de 2009 y julio de 2015 fue el principal accionista de Princess International Group, radicada en las Islas Caimán; razón por la que el próximo 4 de abril deberá acudir al Congreso para brindar explicaciones.

El presidente manifestó que "más que bancar (a Caputo), porque bancar es como si estuviese fuera de la ley, es importante clarificar algo: si queremos un sistema abierto y que la gente a la que le ha ido bien en la universidad o la empresa entre en la política, si el que entra tiene que explicar toda su vida, con quién se asoció, con quién no, etc., es muy difícil".

"Una offshore no es ilegal; es ilegal si no la declaraste y no pagaste impuestos. Pero es un instrumento jurídico que se usa para organizar inversiones y empresas", subrayó el mandatario.

Macri también se refirió a las dificultades de su gobierno para bajar la inflación, tal como lo había prometido durante la campaña presidencial. Remarcó que "la inflación está bajando", a la vez que admitió que "a un ritmo menor de lo que creíamos".

Además, confirmó oficialmente que propondrá a la jurista Inés Weinberg de Roca para la presidir la Procuración General de la Nación, en reeemplazo de Alejandra Gils Carbó.

"Confío porque la conocí trabajando. Fue nombrada en el Superior Tribunal de Justicia en la Ciudad y lo hizo muy bien. Espero que haga una tarea de reformas y de modernización de la Procuración en la línea que todos queremos, para tener un Procuración que investigue y que realmente combata el delito", señaló. La jurista es especialista en derecho internacional. El cargo de la Procuración General de la Nación está ocupado interinamente por Eduardo Casal.