La necesidad de recomponer legitimidad lo llevó a cambiar de estrategia en medio de la corrida cambiaria y los desaciertos discursivos tras la derrota electoral del domingo último. En un lapso de 48 horas, el presidente Mauricio Macri pasó de culpar al kirchnerismo por la actual situación económica y rechazar cualquier tipo de contacto con el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, a llamarlo por teléfono para que lo ayude a calmar a los mercados y garantizar la gobernabilidad, al mismo tiempo que a través de un mensaje grabado pidió disculpas por sus dichos en la conferencia de prensa del lunes pasado y asumió la responsabilidad de su gobierno por los resultados de las PASO.

Escuchó el consejo de integrantes de su Gabinete que le sugirieron cambiar el discurso

Aunque dos días después y con el costo político a cuestas de haber descuidado el aspecto comunicacional -algo de lo que siempre hicieron gala en PRO-, el mandatario finalmente dio marcha atrás con el discurso que brindó pocas horas después de haber perdido por 15 puntos. De alguna manera, escuchó el consejo de algunos integrantes de su Gabinete, en especial del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que desde un primer momento le sugirieron que su alocución fuera como la de ayer.

"Quiero pedirles disculpas por lo que dije en la conferencia de prensa, dudé de hacerla porque todavía estaba muy afectado por el resultado del domingo, además estaba sin dormir y triste por las consecuencias que tuvo en la economía", dijo Macri en su mensaje que duró 8 minutos y en el que anunció un paquete de medidas para aliviar en algo los efectos de la devaluación, pero sobre todo para tratar de seducir a la clase media. Y agregó: "Sobre el resultado de la votación, quiero que sepan que los entendí, que respeto profundamente a los argentinos que votaron otras alternativas".

El Presidente también se refirió a la derrota que sufrió la alianza Juntos por el Cambio en las primarias: "Es pura y exclusivamente responsabilidad mía y de mi equipo". "Sintieron que durante este tiempo les exigí mucho y que lo que les pedí fue muy difícil, fue como trepar el Aconcagua y hoy están agotados, cansados, enojados", puntualizó. Y concluyó: "Llegar a fin de mes en estos último años se transformó en una tarea imposible muchas veces y muchas familias tuvieron que recortar sus gastos y ya no saben donde más recortar".

Las palabras desde la Quinta de Olivos sólo fueron una parte de la seguidilla de actos para mostrar a su gobierno activo y rescatar su rol autoridad. Además de reunirse con su Gabinete y referentes legislativos del oficialismo, el mandatario dio la orden de que los funcionarios nacionales defendieran casi de inmediato el puñado de medidas económicas anunciadas. Primero lo hicieron a través de una conferencia de prensa los ministros Rogelio Frigerio, de Interior; y Carolina Stanley, de Salud y Desarrollo Social; y luego Dante Sica, de Trabajo y Producción; y Guillermo Dietrich, de Transporte.

En paralelo, el gobernador de Mendoza y titular de la UCR, Alfredo Cornejo, y el mandatario de Jujuy, Gerardo Morales, mantuvieron un encuentro con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y Frigerio para hacer un balance de la elección y las respuestas de la administración central ante la crisis económica.

“Fernández se mostró con la vocación de intentar llevar tranquilidad a los mercados”

Desde el lunes pasado varios integrantes de la coalición gobernante, incluida la dirigencia radical, le solicitaron al jefe de Estado que se reuniera con Fernández, que quedó primero en las PASO con el 47 por ciento de los votos. Apenas consiguieron que hiciera unos llamados, que -según fuentes gubernamentales- el ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner y Cristina Fernández no atendió. Ayer, tras un nuevo intento, pudieron hablar por teléfono.

"Recién tuvimos una buena y larga conversación telefónica con Alberto Fernández. Él se comprometió a colaborar en todo lo posible para que este proceso electoral, y la incertidumbre política que genera, afecte lo menos posible a la economía de los argentinos", contó el propio Macri en su cuenta de Twitter. Y sostuvo que el postulante opositor "se mostró con la vocación de intentar llevar tranquilidad a los mercados respecto a los riesgos de una eventual alternancia en el poder y quedamos en mantener una línea abierta directa entre los dos".

Palabras más, palabras menos, un rato más tarde, Fernández ratificó el tono de la charla, pero desestimó la posibilidad de un encuentro cara a cara y puntualizó: "Yo encantado de hablar con el Presidente, pero lo que él tiene que entender es que los resortes están en sus manos, no en las mías".

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos