El Gobierno no quiso perder tiempo y hoy mismo, recién arribado de su gira por Europa, el presidente Mauricio Macri presentó el plan de achique que implementará en la estructura de los ministerios, que sería de entre 20 y hasta 30 por ciento.

Con la decisión de estar más alejado de las discusiones del Congreso y una batería de leyes económicas aprobadas, la Casa Rosada pondrá el foco en el plan de ajuste interno que viene planeando la Jefatura de Gabinete, bajo el ala de Marcos Peña.

El ajuste viene analizándose desde el año pasado en las oficinas de Balcarce 50. Los ministros fueron citados en forma individual durante todo diciembre. Cada uno llegó sus carpetas en la mano con los organigramas, temerosos de ser sometidos a una reducción mayor. El plan finalmente llegó al Presidente, tras el análisis exhaustivo del vice jefe de Gabinete, Mario Quintana. El autor intelectual de todo el proyecto es el segundo de Marcos Peña y ocupa el cargo de Secretario de Coordinación Interministerial, por ser un hombre de la confianza presidencial.

Por otro lado, el ministerio de Modernización, que conduce Andrés Ibarra, también supervisó y siguió los detalles de la nueva estructura. Fue él quien hoy confirmó el plan que afectará a “funcionarios políticos, ministros, Secretarios y Subsecretarios”, y según explicó en diálogo con la prensa, “impactará en el ahorro de 1.500 millones de pesos”.

Otra fuente consultada detalló que Macri ordenó un silencio absoluto sobre cómo quedará definido el organigrama desde febrero. 

En paralelo se avanzará con el plan de jubilaciones anticipadas en el Estado

Los ejes de la reestructuración pasarán por achicar los cargos políticos y la organización de las carteras. Las mismas fuentes confiaron que por ahora no está planificada la eliminación de ministerios. La administración actual había creado siete carteras, de la cuales en julio pasado, fue eliminada la de Comunicaciones, y absorbida por Modernización. Para reducir los gastos, se habló en algún momento de la posibilidad de eliminar o unificar ministerios, pero las mismas fuentes descartaron esta posibilidad.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, había confirmado en la primera conferencia de prensa del año la nueva organización de la Ley de Ministerios. "De mínima va a ser del 20 por ciento de los cargos políticos, pero probablemente sea en algunos casos hasta mayor", había informado el jefe de ministros tras el regreso de las vacaciones de Macri. El mensaje del 16 de enero había apuntado a la idea del Gobierno de mostrar "austeridad" y "dar el ejemplo" a las provincias para que sigan el mismo camino. En la firma del Pacto Fiscal, se les pidió a los mandatarios provinciales un ajuste.

Según pudo saber este diario, el plan de ahorro pasará por las áreas de coordinación, dirección, subsecretarías y secretarías. Las reducciones se extenderán hasta un 30% en algunos ministerios con estructuras más grandes, como en Modernización que desde el año pasado sumó a Comunicaciones, y actualmente tiene 700 cargos.

En Interior funcionan 14 subsecretarías, las cuales se achicarían a menos de la mitad

Por ejemplo, en Interior funcionan 14 subsecretarías, las cuáles se achicarían a menos de la mitad. En el caso de las secretarías, habría fusiones de áreas que se ocupan de temas que son afines. En Desarrollo Social, la reducción pasaría sólo por las subsecretarías, y las cinco secretarías seguirían tal cual hasta ahora (Acompañamiento y Protección Social; Economía Social; Coordinación y Monitoreo Institucional; Gestión y articulación Institucional; Niñez, Adolescencia y Familia).

Otra de las medidas que analiza la Casa Rosada es avanzar en las jubilaciones anticipadas. Fuentes oficiales, confirmaron que está en estudio, pero que saldrá en un decreto paralelo al de la reducción de cargos políticos. El plan para incentivar los retiros voluntarios ya fueron entregados a la Jefatura de Gabinete para el último visto bueno. Desde el Gobierno aseguran que hay 10.000 empleados que pueden jubilarse y no lo hicieron.