"Vamos a liderar el G20 poniendo las necesidades de la gente en primer plano", propuso Mauricio Macri al lanzar ayer la presidencia del grupo de las economías más importantes del mundo.

Sin la presencia de mandatarios del exterior, el Presidente encabezó el acto de lanzamiento del G20 en el Centro Cultural Kirchner acompañado de miembros de la Corte Suprema, gobernadores, ministros, legisladores, representantes de la Justicia, gremialistas, intelectuales, y empresarios.

La apertura estuvo a cargo del jefe de gabinete, Marcos Peña, quien aseguró que el Gobierno espera que el foro "abra la oportunidad de que conozcan nuestro territorio".

Una de las definiciones que se conoció ayer fue que la próxima Cumbre Mundial del G20 se realizará en noviembre de 2018 en Buenos Aires. El anuncio no lo hizo el Presidente sino el canciller, Jorge Faurie, durante una conferencia de prensa posterior. La fecha será el 30 de noviembre y 1° de diciembre. Los lugares elegidos serían el CCK y el Centro de Convenciones de la Ciudad.

El foro internacional tendrá la participación de los 20 miembros permanentes, y habrá tres países invitados por Argentina (Chile, Países Bajos, España). Se espera que pasen por nuestro país 20.000 participantes de todo el mundo. Varias ciudades serán sedes, como Bariloche, Rosario, Córdoba, Salta, Mar del Plata. Habrá unos 50 encuentros preparatorios antes de la cumbre de presidentes que se realizará en noviembre de 2018. El primero se desarrolla en el hotel Llao Llao de Bariloche con misiones técnicas que serán recibidas por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Durante todo el año se realizan diferentes encuentros que culminan con la Cumbre de Lideres. No es la primera vez que un país latinoamericano es anfitrión. En 2012 le había tocado a México, con la sede en Los Cabos.

El grupo nació en 1999 como una reunión de ministros de Finanzas y los presidentes de los Bancos Centrales.

Durante su discurso, Macri planteó que la mesa de las conversaciones tendrá tres ejes: el futuro trabajo, la infraestructura para el desarrollo y el futuro alimentario sostenible. "Hoy damos comienzo a un período de trabajo muy intenso que servirá para contarle al mundo sobre Argentina y a la Argentina sobre el mundo", dijo. Ante un auditorio repleto de invitados, Macri afirmó que la gran meta nacional "es reducir la pobreza".

La antecesora de la cumbre, Angela Merkel, se despidió mediante un mensaje grabado que fue trasmitido en el CCK."Los Estados del G20 reúnen más de las cuatro quintas partes del PIB mundial. Por lo tanto, deciden de forma determinante sobre el futuro de la economía mundial y el bienestar de todos", señaló la canciller alemana.