A veces los silencios hablan más que las palabras. Las demoras en la carga de datos, se sabe, suponen irremediablemente malas noticias para los oficialismos. Cerca de las 22, en el bunker del Frente de Todos todo era baile, mientras que en Juntos por el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta hablaba como si ayer sólo se hubiera votado en la Ciudad. Todo estaba claro, solo era cuestión de esperar.

Sin que oficialmente se difundiera ningún dato, Mauricio Macri firmó la rendición apenas después de las 10 la noche. Desde el Frente de Todos habían anunciado que Alberto Fernández saldría a reclamar la carga de datos. La noche iba a ser un suplicio. Lo malo, mejor todo junto. "Hemos tenido una mala elección", sostuvo adelantándose al escrutinio oficial. Felicitó en dos oportunidades a Rodríguez Larreta (el PRO vuelve a recluirse en la Ciudad) y mandó a los propios a dormir. Literalmente.

Diez minutos después, finalmente, los números aparecieron. Y fueron contundentes. Con el 58% escrutado, la diferencia era de 15 puntos (47% a 32%) entre las dos fórmulas presidenciales. No sólo las encuestas quedaron lejos, ni siquiera los boca de urna difundidos copiosamente durante toda la jornada se arrimaron. Ni un poco.

Con las cifras sobre la mesa, el respaldo a Rodríguez Larreta terminó por constituirse en un recurso desesperado: con escenario de balotaje en la Ciudad, el único distrito que parecía seguro también quedó en tela de juicio y los amarillos intentarán resistir en un cuadro desastroso. Al cierre de esta edición, al oficialismo le hacían falta casi cuatro puntos más para superar el 50%.

La provincia de Buenos Aires se volverá a teñir de peronismo en octubre. La paliza bonaerense fue histórica. Axel Kicillof superaba los 49 puntos y María Eugenia Vidal se quedaba con el 32 por ciento de las voluntades, apenas tres puntos por encima de Macri. En el desastre, no hubo espacio para el corte salvador. Vicente López y San Isidro serán las sucursales porteñas en el conurbano si logran mantener la diferencia positiva en octubre. San MIguel tambièn quedó en positivo. El resto de los municipios macristas del GBA están perdidos. La contundencia de los números hace pensar que la alternativa del desdoblamiento en provincia no hubiera cambiado nada.

El radicalismo también quedó dañado en Mendoza, donde Fernández se impuso por tres puntos. Allí el centenario partido deberá jugarse la ropa en unas elecciones de gobernador con un antecedente negativo y con Cambiemos en retirada. Al fin de cuentas, Córdoba fue el único distrito que le dio Macri resultados acordes con lo que esperaba (48 a 30).

El juego de la grieta, que le dio réditos a Mauricio Macri en 2017, resultó demoledor en su contra dos años después. Marcos Peña y Jaime Durán Barba arrastraron al Presidente a una derrota mucho mayor de lo esperada y dejaron al oficialismo en retirada.

Al macrismo sólo le queda recluirse en la Ciudad, donde Larreta irá a segunda vuelta

Con los datos de ayer, el Gobierno transitará los dos meses hasta las elecciones generales más preucupado por lograr que gobernar no sea un calvario que por dar vuelta el resultado.

Todas las cosas que podían salir mal, salieron mal.

El panorama se complejiza aun más si se tiene en cuenta que la elección quedará definida el 24 de octubre. Con los numeros de ayer, la posibilidad de un balotaje quedó sepultada. Fernández ya está encima de los 45 puntos, no hay segunda vuelta posible. El 10 de diciembre quedará muy lejos, una mala noticia para la gobernabilidad teniendo en cuenta las convulsionadas transiciones argentinas.

Más allá de los eslogan de campaña que pongan en marcha, para el oficialismo ya no se trata de hacer el milagro de ganar. Se trata de terminar lo más dignamente posible el mandato. De quedar en la historia como el primer gobierno no peronista en lograr terminar un mandato constitucional en tiempo y forma desde la irrupción el justicialismo.

La extrema polarización ni siquiera deja margen importante para ver desde dónde sumar. No hay cuentas que le permitan a Juntos por el Cambio alumbrar esperanzas. Alberto Fernández quedó anticipadamente consagrado Presidente de la Nación.

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos