El presidente Mauricio Macri recibirá el próximo martes a la nueva conducción de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), encabezada por monseñor Oscar Ojea, que en las últimas horas exhortó a “multiplicar los esfuerzos necesarios para poder celebrar la Navidad en paz” y afirmó que el único camino para ello es el “diálogo”.

Según informaron fuentes oficiales, el encuentro -que, en principio, estaba previsto para el lunes- se reprogramó para el martes a las 12.30 en la Casa de Gobierno, un día después de la nueva sesión especial convocada en la Cámara de Diputados para tratar la reforma previsional, luego del fallido intento del jueves. Ayer, la CEA exhortó a "multiplicar los esfuerzos necesarios para poder celebrar estas próximas fiestas de Navidad en Paz" y, frente a lo que señaló como una "creciente violencia política", afirmó que el único camino es "el diálogo".

"Para responder a las muchas urgencias y angustias de nuestros hermanos más frágiles, especialmente los jubilados, y para construir una sociedad justa y equitativa, no existen dos caminos, el diálogo o la violencia, solamente hay uno, el diálogo", aseveró el mensaje de la comisión ejecutiva del Episcopado. De esta forma, hizo referencia a los hechos de violencia registrados el jueves dentro y fuera del Congreso, donde estaba previsto que la Cámara de Diputados tratara el proyecto de reforma previsional impulsado por el Ejecutivo y con media sanción del Senado.

“En estos días las familias argentinas han sido conmovidas por una creciente violencia política, que no solo se ha registrado en las calles, sino que ha llegado incluso al interior del Congreso impidiendo su normal funcionamiento", señaló la Iglesia en su mensaje de ayer. "Parece necesario repetirlo: únicamente a través del respeto por las instituciones democráticas, que garantizan un diálogo al servicio del bien común, será posible superar las dificultades que agobian a nuestro pueblo", expresó el Episcopado.

Según informaron fuentes oficiales, en el encuentro que el Presidente tendrá el lunes con la nueva cúpula de la Iglesia, el Gobierno renovará el compromiso de “continuar trabajando junto a la Iglesia tal como se venía haciendo” con la conducción saliente, que encabezó durante 6 años el arzobispo de Santa Fe, monseñor José María Arancedo. Entre esos temas de trabajo conjunto entre el gobierno y la Iglesia se encuentran “la lucha contra la pobreza, el narcotráfico y las adicciones”, señalaron las fuentes.

En tanto, la conducción de la Iglesia le brindará sus saludos por las fiestas de fin de año y se presentará formalmente tras la elección de noviembre en la que fueron renovadas las autoridades episcopales. Ojea, obispo de San Isidro, fue elegido por sus pares como nuevo presidente de la CEA el pasado 7 de noviembre, en el marco de una reunión de la asamblea plenaria del Episcopado reunida en Pilar.

Acompañarán a Ojea a la reunión con el presidente Macri el vicepresidente primero del Episcopado, cardenal Mario Poli; el vicepresidente segundo, Marcelo Colombo; y el secretario general, Carlos Malfa. Por parte del gobierno nacional también participarán de la audiencia el secretario de Culto, Santiago de Estrada, y el subsecretario del área, Alfredo Abriani.