El presidente Mauricio Macri dijo que su gestión terminó con "mafias" y "avivadas" que encarecían exportaciones e importaciones, y aunque admitió que esos cambios "quedan lejos de la vida cotidiana de la mayoría de nosotros", aseguró "el futuro es ese lugar que estamos armando ahora entre todos".
"Ese país que nos dejaron, sin puertos, sin trenes, sin infraestructura, sin seguridad jurídica, sin energía, sin comunicación, no tenía futuro", afirmó en su cuenta de Facebook, aunque sin hacer mención directa al gobierno anterior que encabezó Cristina Fernández de Kirchner.
En un posteo titulado "De las mafias al progreso real", Macri afirmó, en referencia a una reciente visita suya al puerto de Campana" que "cuando llegamos al gobierno los puertos estaban llenos de 'dueños' que habían inventado aranceles para cobrarles extras a exportadores e importadores".
"Había cosas increíbles. Por ejemplo un seguro que no existe en ninguna parte del mundo que llamaron de 'Transporte Argentino Protegido' que significaba un sobrecosto anual para los usuarios de los puertos de 1.500 millones de dólares", señaló.
Agregó que "otra 'viveza criolla' que habían inventado era facturarles a las empresas 82 dólares de barrido y limpieza por lavar los contenedores".
"Y además había actividades insólitas como la verificación de los precintos de los contenedores, por la que cobraban 15 dólares por carga (sí, 15 dólares para mirar si el contenedor tenía un precinto). Todo eso hacía que nuestros puertos perdieran competitividad y que los barcos que podían se llevaran sus cargas a otros puertos en Paraguay, Uruguay o Brasil", explicó.
Tras enumerar una serie de medidas adoptadas para eliminar la "viveza criolla", dijo que "sacamos las mafias, micromafias y avivados y las cosas se destrabaron, se activaron, empezaron a funcionar".
"Todo eso significa generación de nuevos empleos, no solo en los puertos, sino en la larga cadena de producción de bienes y servicios que implica tener puertos competitivos", afirmó.
"Yo sé que estos cambios –aunque muy profundos– quedan lejos de la vida cotidiana de la mayoría de nosotros. Pero es en estas cosas donde se construye el progreso real de un país y el progreso real es la clave de la prosperidad de todos los argentinos", señaló.
Resaltó que "el futuro no es algo que viene hacia nosotros ya hecho", y dijo que "el futuro es ese lugar que estamos armando ahora entre todos".
"Ese país que nos dejaron, sin puertos, sin trenes, sin infraestructura, sin seguridad jurídica, sin energía, sin comunicación, no tenía futuro. Terminando con las mafias una por una -la de los puertos y también la de los narcos-, desarrollando energía, armando la infraestructura postergada por 80 años, creando las condiciones y uniendo las piezas, en libertad, estamos yendo hacia ese progreso que nos esperó por tantos años", concluyó Macri.