El expresidente Mauricio Macri llega la Argentina en un vuelo de línea, después de haber estado más de un mes en Francia y Suiza, y por protocolo deberá cumplir con dos semanas de aislamiento junto a su familia. Así lo confirmaron fuentes de su entorno, que no dieron más detalles sobre su regreso a Buenos Aires.

El exmandatario había partido desde el Aeropuerto de Ezeiza el 30 de julio junto a su esposa, Juliana Awada, y su hija Antonia, y arribó a París un día después en el vuelo AF229 de la compañía Air France.

"Recién llegado a una sociedad donde se vive en libertad y con responsabilidad. Acá haré la cuarentena europea y recién ahí puedo ir a trabajar a Zurich", había dicho Macri al llegar a París, en relación a las tareas que desempeña como presidente de la Fundación FIFA.

Este fue el segundo viaje de Macri en medio del aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno por la pandemia de coronavirus. El 13 de julio había viajado a Paraguay.

17A

El 18 de agosto, Macri escribió en las redes sociales un mensaje de apoyo a la marcha opositora que se había realizado el día anterior en el Obelisco y en otros puntos de la Argentina.

"Orgulloso de los miles de argentinos que salieron ayer para decirle basta al miedo y al atropello, y sí al trabajo, al respeto y a la libertad", afirmó en aquella oportunidad.