Apenas unos días después del anuncio de medidas para mejorar el consumo, el presidente Mauricio Macri se metió de lleno en la campaña en la que buscará su reelección.

Consultado acerca de a quién considera su "mayor adversario" de cara a los comicios, entre Cristina Fernández, Sergio Massa, Roberto Lavagna o el dólar, Macri eligió otra opción: "El escepticismo".

En una entrevista con Viviana Canosa, en Canal 9, el mandatario estimó que la disputa con el kirchnerismo "será pareja" y remarcó que dicha incertidumbre política "genera a su vez incertidumbre en los empresarios".

Según trascendió, durante la reunión que mantuvo el lunes con empresarios del sector alimenticio, vaticinó que se impondrá en el balotaje por 52 a 48.

 

Su relación con Lousteau

El líder de Cambiemos señaló que con Martín Lousteau -que suena como su posible compañero de fórmula- "nos estamos conociendo" aunque aclaró que no va a "pronosticar un vice". En las últimas semanas se intensificaron los encuentros entre ambos.

Críticas al kirchnerismo

Durante buena parte de la nota, Macri se dedicó a criticar al kirchnerismo. "Tenemos un Gobierno que enfrenta al narcotráfico. Hoy tenemos energía para exportar. Antes no tenían cloacas y convivían con la mierda", aseguró respecto de la obra pública.

"Heredamos una bomba", dijo Macri al insistir con el país que recibió, y acusó al kirchnerismo porque "vació las reservas" monetarias argentinas. Y sostuvo que "peor que lo que robaron en la década pasada es lo que desperdiciaron".

El presidente apeló a una frase que repite en el último tiempo para pedir un segundo mandato: "80 años no se resuelven en tres. Por este camino hay futuro. Estamos en el rumbo correcto".

Votantes indecisos

Macri aceptó que "el kirchnerismo tiene la misma intención de voto y muchos votantes de Cambiemos pasaron a indecisos". No obstante, cree que va a haber una "elección pareja" en octubre y advirtió que la posibilidad de que no logre triunfar y obtener un segundo mandato "genera mucha incertidumbre" entre los empresarios locales e internacionales.

Crisis económica

En el campo económico, se mostró confiado de revertir el mal momento que atraviesa el país. Además de reiterar que "tendría que haber sido más prudente con los pronósticos" de inflación, reconoció que "nadie previó" el pico de inflación de marzo, que alcanzó el 4,7% y obligó al Gobierno a tomar medidas para que no se genere una espiral inflacionaria.

Tal como sostuvo en un mensaje meses atrás, el mandatario aseguró que el año pasado fue "el peor" de su vida por la crisis económica, y destacó que hace su mejor esfuerzo por encauzar la economía: "Me encantaría ser mago pero no puedo. No estoy por poder ni por dinero. Estoy para ayudar (...) Trabajo para los argentinos. Me siento bien y convencido de lo que estamos haciendo". En este sentido, aseguró que las medidas anunciadas el pasado miércoles por sus ministros "van a traer alivio a la gente".

La presunta interna en el PRO

Macri también intentó despejar dudas sobre las supuestas internas dentro de PRO y desmintió que Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal "no se lleven bien" con Marcos Peña. "Es otro mito", subrayó. "Si hay algo es que se conformó como equipo con todos aquellos que arrancamos en la Ciudad de Buenos Aires, es que trabajamos codo a codo, compartimos responsabilidades, angustias, preocupaciones", enfatizó.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos