El presidente Mauricio Macri pidió que la gente lo acompañe con su voto y prometió que "lo que se viene es distinto", en referencia a la crisis económica que enfrenta el país desde hace tres años. En ese sentido, admitió: "La clase media hizo el mayor esfuerzo, pero tomé nota, los entendí".

Macri encabezó este sábado la marcha a favor de su gobierno convocada por él mismo y sus funcionarios, bajo la consigna #SíSePuede. El Presidente viajó en el tren Mitre desde Olivos hasta las barrancas de Belgrano, el lugar elegido para dar inicio a una serie de movilizaciones oficialistas. Allí se dirigió junto a su esposa, Juliana Awada.

Durante el acto, que inició alrededor de las 17, el mandatario aseguró que "se puede dar vuelta" el resultado de las PASO, en las que Juntos por el Cambio se posicionó en segundo lugar por más de 16 puntos debajo del Frente de Todos. "Para eso, los necesito más movilizados que nunca", remarcó al público.

"La clase media hizo el mayor esfuerzo, pero tomé nota, los entendí", reconoció Macri, y prometió: "Les quiero decir que lo que viene es distinto. El esfuerzo no fue en vano". En esta línea, enfatizó que, a casi cuatro años de iniciado su mandato, "ahora viene el crecimiento, el trabajo, la mejora del salario y viene el alivio en el bolsillo porque todos lo necesitamos".

Para garantizar los resultados que busca en las elecciones generales del 27 de octubre, advirtió que "hay que fiscalizar hasta las tres de la mañana". Por eso, en la plaza donde tuvo lugar el acto y en la avenida Juramento, se instalaron stands para que la gente se anote para ser fiscal. También indicó que sus simpatizantes "tienen que participar en las redes", pero "sin agresión".

"Empieza octubre de 2019 y a los más jóvenes les digo que en unos años sus hijos les van a preguntar '¿dónde estabas en octubre de 2019?', y ustedes les van a contestar 'estábamos haciendo patria'", remarcó Macri.