El presidente Mauricio Macri consideró que "si vuelve el kirchnerismo, Argentina va a entrar en un sistema autoritario" y apuntó contra el postulante opositor Alberto Fernández, al señalar que en reuniones que mantuvo con él le dijo cosas que "eran mentira".

"Yo tuve dos reuniones con Alberto Fernández, una peor que la otra, todas las cosas que me dijo eran falsas, todo en lo que se comprometió era mentira, no fueron reuniones felices", sostuvo el mandatario.

En una entrevista a CNN en Español, que será transmitida el próximo domingo, el jefe de Estado consideró que su antecesora en el cargo, Cristina Kirchner, es una persona que "niega la realidad económica de todos los días".

Sobre la incorporación del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, al Frente de Todos, el mandatario aseguró que no le sorprendió e insinuó que sacó "ventaja" del vínculo

"Habiendo hecho los esfuerzos para convencerlo de por dónde iba el mundo y habiendo visto cómo se comportó, no me sorprendió y... alguna ventajita debe haber sacado", analizó Macri.

En forma paralela, el mandatario calificó de "patoteros" a dirigentes sindicales opositores. "Hubo muchos años algo, que en la década kirchnerista se profundizó, de cómo profundizo el estafar al otro, de cómo apropiarme del trabajo de otro, porque al final qué hacía ese señor (Omar Caballo Suárez) que le cobraba 100 dólares a cada contenedor que entraba al puerto, se apropiaba de parte del trabajo del productor que estaba en el Chaco o lo dejaba sin trabajo", se quejó el líder del PRO.