Después de tres semanas de vacaciones en Villa La Angostura, el presidente Mauricio Macri retomará hoy su agenda oficial con una recorrida por la Villa Olímpica en el barrio porteño de Villa Soldati y mañana encabezará una reunión de Gabinete ampliada para definir la estrategia parlamentaria de este año.

Para contrarrestrar las dos veces que pospuso su regreso a Buenos Aires, el mandatario comenzará la semana con actos públicos y reuniones. La primera actividad será visitar la sede en construcción para los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, acompañado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Al evento, que comenzará alrededor de las 9.45, también asistirán atletas nacionales de hockey y natación, además de otros funcionarios nacionales y porteños, entre ellos el secretario de Presidencia, Fernando De Andreis; el vicejefe de Gobierno de la Ciudad, Diego Santilli; el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte porteño, Franco Moccia; y el presidente del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein.

Si bien la recorrida por las obras del complejo deportivo de 32 hectáreas dentro del Parque Deportivo Julio Argentino Roca le servirá para volver a mostrarse activo en el terreno político, recién mañana cuando se reúna con su Gabinete y los legisladores de la alianza Cambiemos, Macri planteará los pasos a seguir en la agenda económica y parlamentaria. Uno de los principales temas a resolver es si convocará o no a sesiones extraordinarias para febrero próximo. Aunque el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, aseguró días atrás que "no se suspenden las extraordinarias", algunos integrantes del Gobierno nacional consideran que sería mejor pasar la discusión de la totalidad de los proyectos en carpeta para después de la apertura de la Asamblea Legislativa en marzo, en sintonía con lo que pretenden desde el PJ.

Una cuestión no menor es en qué momento girarán el proyecto de reforma laboral al Congreso. Por ahora, el oficialismo no cuenta con el acompañamiento del peronismo, en especial del titular del bloque de senadores Justicialista, Miguel Ángel Pichetto. En las últimas horas también se quedó sin el apoyo de la CGT, que si bien en un comienzo le dio el visto bueno al texto propuesto por el Poder Ejecutivo nacional, ayer uno de los secretarios generales de esa central sindical, Carlos Acuña, declaró en Radio 10 que "la reforma laboral no tiene ningún futuro" (ver página 15).

Los principales asesores del mandatario consideran que es posible revertir el rechazo a la reforma laboral, más aún cuando en las últimas semanas varios sindicalistas quedaron en la mira de la Justicia, uno de los casos más recientes es el de Hugo y Pablo Moyano, investigados por presunto lavado de dinero. El análisis que hacen en la Casa Rosada es que si disciplinan al sindicalismo, conseguirán automáticamente el apoyo del PJ en el Congreso. "Si logramos que se votara la reforma previsional, seguro podremos reunir los votos para la laboral", apuntó un funcionario con despacho en Balcarce 50.

Según fuentes gubernamentales, el presidente quiere dejar encaminadas algunas de estas cuestiones antes de comenzar su gira internacional el domingo próximo por la Federación Rusa, Suiza y Francia.

En Moscú, Macri se reunirá con el presidente Vladimir Putin y, luego, viajará a Suiza para participar del Foro Económico Mundial, en Davos. Y como última escala de su viaje, tiene previsto reunirse en París con el presidente de Francia, Emmanuel Macron.