Unas horas antes de participar de la ceremonia de asunción del mandatario de Chile, Sebastián Piñera, en la ciudad de Valparaíso, el presidente Mauricio Macri mantuvo ayer una reunión bilateral con su par trasandino y destacó que apuesta a "integrar definitivamente la matriz energética" de ambos países y que tienen "muchas ideas y muchas ganas de hacer cosas juntos".

Acompañado por su esposa, Juliana Awada, el jefe de Estado argentino llegó en un vuelo privado al país vecino. En en el encuentro que mantuvo con Piñera en el palacio presidencial Cerro Castillo, en Viña del Mar, ratificó el compromiso de integración entre las dos naciones, según un comunicado de prensa oficial.

En declaraciones a la prensa chilena, Macri aseguró que están dadas las condiciones para lograr "una mayor integración física, mejorar los pasos (fronterizos), una mayor cantidad de vuelos y una integración energética". Y añadió: "Creo que con lo que estamos poniendo en marcha en Vaca Muerta podemos volver a integrar realmente la matriz energética".

"Estoy muy contento de estar acá con los hermanos de Chile acompañando a un amigo como Sebastián iniciando una nueva etapa, esperando hacer muchas cosas en conjunto como lo venimos haciendo desde que soy presidente", dijo el mandatario argentino. Y subrayó que con su par chileno "nos conocemos hace mucho y eso genera confianza, y esa confianza permite que podamos seguir estrechando lazos que nos van a servir a todos, sobre todo para generar mayores oportunidades para nuestra gente".

Además de remarcar su amistad con el empresario trasandino, el presidente argentino sostuvo que subrayó que con Piñera "tenemos muchas ideas y muchas ganas de hacer cosas juntos".

"Tengo mucho respeto por el pueblo chileno, por lo que han logrado en las últimas décadas, la institucionalidad que tienen, el respeto con el cual se vive. Creo que hay muchas cosas que podemos aprender y también tenemos cosas para aportarles a ustedes", concluyo el jefe de Estado argentino.

Tras la reunión bilateral, el jefe de Estado argentino participó de la ceremonia de asunción del nuevo presidente chileno, que se realizó en la sede del Congreso, en Valparaíso, junto a la Primera Dama, el canciller Jorge Faurie, quien había llegado a Chile el sábado, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, entre otros funcionarios.

Los mandatarios invitados a la investidura de Piñera fueron agasajados con un almuerzo en el palacio Cerro Castillo. Luego Macri regresó a la Argentina para reanudar hoy sus actividades oficiales.

El último encuentro entre Macri y Piñera había sido en agosto pasado en la residencia de Olivos, cuando el chileno, por entonces candidato presidencial, visitó a Macri cuando se reponía de una lesión en la rodilla derecha.