Silvia Majdalani, exsubdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia ( AFI) durante el gobierno de Mauricio Macri, recusó y pidió apartar a la fiscal María Cecilia Incardona, que está a cargo de la investigación en su contra por presunto espionaje ilegal al Instituto Patria y a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Majdalani, que es una de las antiguas autoridades de la AFI acusadas de espionaje ilegal junto al extitular de la entidad, Gustavo Arribas, se presentó hoy a declaración indagatoria ante la Justicia Federal de Lomas de Zamora.

A las 9 de este lunes llegó al Juzgado Federal 2, a cargo de Juan Pablo Augé, quien lleva la causa. Fue acompañada por su abogado Juan Pablo Vigliero para cumplir con el trámite en calidad de imputada y presentó un escrito para recusar a la fiscal, quien también estuvo presente en la audiencia al igual que el juez del caso.

Como argumento para apartar a Incardona, Majdalani sostuvo que puede haber una pérdida de imparcialidad por parte de la fiscal para actuar en la investigación y recordó que los presuntos hechos de espionaje ilegal habrían ocurrido en el marco de una investigación de la que la fiscal participó.

Augé e Incardona son, respectivamente, el juez y la fiscal a cargo de la causa sobre el espionaje ilegal al Instituto Patria y la casa de la vicepresidenta Fernández, pero también cumplen esos roles en el caso de espionaje a periodistas, empresarios y políticos por parte de la AFI y distintos funcionarios del gobierno pasado. De esta forma, tienen en sus manos los dos expedientes abiertos en los Tribunales de Lomas de Zamora por espionaje durante el macrismo.

Mañana será el turno de la indagatoria de Arribas. Al ordenar las citaciones, el juez Augé sostuvo que junto a Majdalani ambos habrían tenido responsabilidad en el espionaje ilegal que hicieron exagentes, entre ellos el ya procesado en el caso Alan Ruiz, mediante "vigilancias, observaciones", almacenamiento de datos, generación de informes sobre personas "por el solo hecho de su pertenencia político partidario, social, sindical y/o cultural", según la resolución.

El magistrado remarcó que Majdalani y Arribas firmaron una nota desde la AFI para ser entregada a la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos de Control y Actividades de Inteligencia del Congreso, en la que negaron la existencia de espionaje ilegal alguno, el 9 de agosto de 2018.

La acusación a Majdalani gira en torno a su presunto "vínculo directo" con el ya procesado Ruiz.

La exfuncionaria habría tenido "conocimiento actualizado y periódico sobre los avances de esos espionajes ilegales nutridos de los resultados de las vigilancias y observaciones" imputó el juez tras remarcar que los informes "eran remitidos al equipo de Alan Ruiz y posteriormente éste se los elevaba a Majdalani".