La agrupación Odontólogos en Lucha Argentina (OELA) marchará este sábado hacia la Caja de Seguridad Social con sede en la ciudad de La Plata para denunciar manejos económico y financieros inapropiados de los recursos y la falta de transparencia de la conducción.

“Hoy los activos estamos asfixiados por los aportes que hacemos a esta Caja y los pasivos cobran una jubilación de hambre debido a un sistema obsoleto”, resaltó la odontóloga Guillermina Bauer.

Desde las 10 de la mañana los odontólogos bonaerenses se congregarán frente a la Caja de Seguridad Social, ubicada en calle 55 entre 9 y 10 de la capital bonaerense.

Además del reclamo contra la entidad la OELA pugna por la elección libre del sistema de salud (Comei), entre otros reclamos.

La OELA lanzó un video institucional con la participación de más de 20 profesionales de la salud bucal en la que explican los motivos de la movilización: aranceles y jubilaciones dignas, y democracia institucional con participación de todos los matriculados.

Fiama Senta, de OELA La Plata sustanció que: “Uno de los principales objetivos que impulsamos desde la agrupación es que la Cobertura Médica Integral (Comei) sea optativa.

También se expresó en esos términos el doctor Horacio Compte, matriculado de Quilmes: “Estamos obligados a pagar el Comei compulsivamente y desde la Cámara de Diputados de la Provincia se está discutiendo un proyecto de ley que beneficiaría a miles de odontólogos/as. En beneficio de todos, proponemos la gradualidad de la medida”.

Tierra de confusión

Otro de los odontólogos del OELA, Cristian Lombardo manifestó que directivos de la Caja y la Fundación Come son los mismos. “Los balances de ambas instituciones no están consolidados y se mezcla la información para confundir a los matriculados.

Cuando se discutió en Diputados el Comei optativo los legisladores propusieron hacer un censo entre los matriculados para determinar opiniones. Desde la Caja se opusieron porque sabían cuál sería el resultado”.

La OELA considera que la mala administración de los recursos que aportan los matriculados derivó en cuantiosas pérdidas económicas de la Caja y jaquea la sustentabilidad del sistema: “Quienes afirman que es imposible las reformas que proponemos es porque quieren conservar sus privilegios”, detallaron.