Más que un gesto respecto a la coyuntura cegetista, desde las 14 marcharán desde Alsina y Diagonal Sur la UOM de Antonio Caló y Smata de Ricardo Pignanelli. Ambas organizaciones de peso realzan la protesta "en defensa del trabajo, la industria nacional y contra las importaciones indiscriminadas". El último punto refiere al impacto pleno del modelo Cambiemos en la producción local, el ácido corrosivo de la apertura de importaciones y refuerza la decisión de los metalúrgicos de pugnar por "acuerdos programáticos, propuestas y sinceramiento sindical", incluso de cara a la renovación dirigencial, inclusiva, respecto de los jefes más veteranos. La UOM inclusive, mantiene fluido contacto con sectores empresarios, de la UIA y fuera de ella, afectados por el modelo económico, expresados en suspensiones y despidos "inevitables".