El jefe de Gabinete del gobierno saliente, Marcos Peña, consideró que es un "error" juzgar la gestión del presidente Mauricio Macri por "una o dos variables" que tuvieron resultados negativos, y consideró que Juntos por el Cambio tiene la "posibilidad de competir y volver a ganar en la próxima elección", aunque fue el primer oficialismo en perder una reelección.

A pesar de los altos índices de inflación (mayor al 55%) y de pobreza (del 40,8% según la UCA) que deja el gobierno de Macri, Peña sostuvo que sería "un error" juzgar el desempeño "por una o dos variables" y que, en realidad, debe primar "el valor de la calidad democrática" alcanzada durante su mandato, según su visión.

"Minimizar el valor de la paz social, de la reducción de homicidios, de la violencia, es un error; porque termina haciéndole el juego a los violentos", afirmó Peña en una entrevista con el diario Clarín publicada hoy.

En ese sentido, valoró el más del 40% de los votos obtenidos en las elecciones del 27 de octubre y que, si bien "nuestro objetivo era continuar", es loable ser "el primer gobierno que gobierna en minoría los 4 años y completa su mandato". "Tenemos posibilidad de competir y volver a ganar en la próxima elección", vaticinó.

Sin embargo, reconoció: "El mensaje de la sociedad es muy claro. Es necesario que se encuentren consensos, como en temas macroeconómicos. Claramente fue un error nuestro pensar que la macroeconomía se puede resolver desde la parcialidad". Y agregó: "Como país ya no tenemos credibilidad, la tenemos que construir entre todos".

Ante la inminencia de volver a ser oposición, el jefe de Gabinete resaltó el hecho de que "por primera vez hay un sistema bi-coalicionista en la Argentina; dos visiones que representan casi al 90 ciento de los votantes" y que "si alguien cree que tiene un cheque en blanco es un error".

"La grieta más complicada es la que niega al otro. Ha habido un espacio para generar más espacios de diálogo con el kirchnerismo, veo una postura más abierta, también por un tema generacional", valoró Peña.

En referencia a que la saliente ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, será la próxima presidenta nacional del PRO, Peña sostuvo que su rol será el de "buscar consensos" y "encontrar ese equilibrio de un sistema donde nadie tiene el poder, nadie lo va a poder tener".

Sobre la postura del ex presidente de la Cámara de Senadores, Emilio Monzó, que calificó de "obsecuentes" a la mayoría del gabinete de ministros y con falta de peso político propio, aseguró: "No estoy de acuerdo para nada". "No entendió la dinámica de un gobierno que trabajó como equipo, horizontalmente y con funcionarios con enorme coraje para afrontar un contexto muy difícil", planteó.

Consultado por su futuro personal, anticipó que acompañará a Macri "en todo lo que pueda, pero en otro rol” y que tiene "la tranquilidad de poder terminar y decir que no me he enriquecido". “Voy a seguir haciendo política. Voy a seguir trabajando en este espacio. Estaré menos en la toma de decisiones diarias y más en la formación de equipos”, cerró.