La exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal presentó hoy su libro "Mi camino", en el que realiza una autocrítica y habla de la "tensión" con el gobierno nacional del expresidente Mauricio Macri, y cuestionó la lógica de "la grieta", al tiempo que no descartó ser candidata este año o en 2023.

Durante la presentación del libro, transmitida vía streaming por redes sociales desde la Usina del Arte en el formato de una entrevista, Vidal hizo pocas referencias a los pasajes con mayor voltaje político de la publicación, donde se arrepintió de no haberse "diferenciado" más de Macri para expresar que "era necesario hacer un cambio".

En el libro señaló que a partir de 2018 hubo "distintas miradas sobre la situación económica y social" entre "el gobierno provincial y el gobierno nacional" que "generaron una tensión imposible de ocultar", aunque durante el acto afirmó que las "tensiones tenían más que ver con los roles" que les tocó desempeñar a ella, Macri y Horacio Rodríguez Larreta.

Aunque destacó la importancia de Macri, Vidal admitió que había "tensión"

Al respecto, Vidal destacó que ambos son "dos personas muy importantes" para ella -describió a Macri como su "padre político" y a Larreta como su "padre en la gestión"- pero que en 2015 pasaron de trabajar juntos a "tener responsabilidades distintas".

La grieta en el libro de Vidal 

Por otra parte, la exgobernadora se refirió al clima político actual y sostuvo que "la brecha hoy no es entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, es entre la política y la gente" y afirmó que "en los últimos años se abrió cada vez más y se expresa en esto de que muchos políticos solo están interesados en tener razón y atacar al otro".

También puso como "ejemplo" de esa brecha a "la vacunación VIP, ver chicos de 18 años, militantes kirchneristas, subiendo a las redes que ya están vacunados" y, con un pedido de autocrítica, agregó: "Cuando el Presidente (Alberto Fernández) pide que hagamos un esfuerzo, yo lo entiendo, pero hay gente que se equivocó. Falló la vacunación, por eso estamos acá".

No obstante, la referente del PRO se expresó a favor de buscar "consensos" y sostuvo que para ello, "primero hay que achicar la brecha entre la política y la gente, dar respuestas a la gente que tiene angustia por no saber si va a haber vacunas, porque cerraron el comercio, que hay más inseguridad, esa es la prioridad".

Vidal aseguró que "fue firme para pelear" con el sindicalista Pata Medina

"Lo segundo es empezar a entender que el consenso no es ni tibieza ni negación de valores. Sentarme con alguien que piensa distinto a mí no me convierte en el otro, la firmeza se ejerce y se muestra, pero no con decir algo en un tuit", afirmó la ex gobernadora y agregó: "Yo fui firme para pelear con el Pata Medina o que 500 barras no entren más a la cancha y no entraron más".

Por último, remarcó: "Y el tercer punto es dejar de descalificarnos, creo que la descalificación es el reflejo de la falta de argumentos".

En este sentido, aludió a Fernández y señaló: "Cuando gobernás no te podés dar el lujo de enojarte, menos si tenés 42% de pobreza, comercios cerrando... hay problemas más importantes. Tenemos que hacernos cargo cada uno desde el lugar que ocupa, el que gobierna y el opositor, que puede ser firme sin insultar".

El futuro político de Vidal y el rol de la mujer en la política

Consultada sobre si será candidata a un cargo ejecutivo en 2023, la referente del PRO consideró que "no corresponde hablar de candidaturas" todavía y menos en la situación generada por el avance de la pandemia, según dijo, aunque agregó: "Lo que vaya a ser, lo va a definir la gente, no lo voy a definir yo ni una mesa política".

Y sobre el final de la entrevista, ante una pregunta sobre si volvería a ocupar un puesto de responsabilidad política, respondió: "Sí. Me gustaría, si me toca de nuevo, hacerlo con todos estos aprendizajes".

"Gobernar la provincia fue la experiencia más increíble de mi vida y siempre le voy a agradecer a los bonaerenses por ese voto de confianza", agregó.

A lo largo de los 45 minutos que duró la presentación, la ex mandataria bonaerense destacó que "el libro está lleno de autocrítica" y puso de relieve el capítulo en el que se refiere al conflicto docente durante su gestión, que tuvo al titular de Suteba, Roberto Baradel, como uno de los protagonistas.

"El libro está lleno de autocrítica"

"Yo no puedo hacer autocrítica por Baradel, la hago por mí. Lo que importaba no es si yo tenía razón, sino que durante 20 días los chicos no tuvieron clases. Si algo enseñó la cuarentena larga del año pasado es el valor de un día de clases perdido. Creo que lo último que hay que cerrar son las escuelas en el proceso de restricciones", afirmó Vidal.

También se refirió al rol de la mujer en la política y expresó: "Todavía las mujeres que queremos ocupar un espacio de poder tenemos más costo que los varones. A ellos no les preguntan cómo van a hacer con la casa".

Al respecto, contó que en el "Pasillo de los Gobernadores" que se encuentra en la Casa de Gobierno bonaerense, "miraba las fotos y eran todos varones", y agregó: "Me di cuenta de que yo iba a ser la primera mujer en estar ahí y eso no hablaba bien de mí, hablaba mal del sistema".

"El legado, que no es mío sino de los bonaerenses, es que nunca más se va a poner en duda que una mujer pueda gobernar la Provincia", afirmó Vidal.