La exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal reconoció este lunes en Córdoba que "los logros" del Gobierno de Cambiemos "no cubrieron la expectativa de los argentinos" y mencionó como uno de los principales desafíos de Juntos por el Cambio "definir los liderazgos más representativos en la sociedad" de cara a las elecciones de 2023.

"Algo hay que corregir, algo hiciste mal (si no te votaron)", subrayó Vidal en su primer viaje al interior del país.

La referente del PRO participó de un almuerzo de trabajo en la Fundación Mediterránea, en la que brindó sus primeras declaraciones políticas desde que dejó la gobernación en diciembre de 2019.

Lo que le faltó al Gobierno de Cambiemos

En su exposición, Vidal admitió que los cuatro años de Cambiemos "no fueron suficientes para garantizar a los argentinos el bienestar que están pidiendo".

No obstante, evaluó que "el diagnóstico desesperanzador y pesimista que se percibe" en la actualidad "es la suma de 12 años de gobierno del Frente de Todos, cuatro años de Juntos por el Cambio y un nuevo inicio" del kirchnerismo.

Vidal definió a la gestión del gobierno de Cambiemos como un “aprendizaje” y consideró que Juntos por el Cambio es "la única fuerza de la oposición que puede ser gobierno en este país”.

"Los argentinos creyeron muchas veces en que iba a ser posible el cambio y, aún con las decepciones, quieren que sea posible”, subrayó.

La ampliación de la base de Juntos por el Cambio

Además, Vidal consideró que los principales desafíos hacia adelante para Juntos por el Cambio son "seguir sosteniendo la unidad", algo que consideró que "no es fácil", "definir los liderazgos más representativos en la sociedad y ampliar la base electoral del 41% que no alcanza para gobernar”.

Al respecto, pidió que se incorpore al espacio gente que nunca hizo política, pero que represente a los distintos sectores de la sociedad que “son los que tienen que ayudar a construir el 50% (del electorado) que se necesita para transformar el país, si logramos la elección del 2023”.

"Así como necesitamos del 50% para gobernar, necesitamos dos tercios de los argentinos para lograr las transformaciones que hacen falta", dijo y planteó que se necesita "diálogo y consenso" con otros sectores para avanzar en ese sentido.

Su futuro político

Asimismo, la ex gobernadora dijo que su futuro político va a estar siempre en “defender” los logros de su gestión en la provincia de Buenos Aires, una provincia a la que definió como de "imposibles y de los inviables” por su gran dimensión. Aun así, destacó que avanzó en “importantes transformaciones que hoy continúan con el actual gobierno" de Axel Kicillof.

Sin embargo, la referente del PRO no anticipó si será o no candidata en las elecciones legislativas de este año.

La presentación de Vidal en la Fundación Mediterránea fue el comienzo de un raid mediático que continuará en las próximas semanas tras la presentación de su libro "Mi camino", en el que expone sus vivencias como gobernadora bonaerense entre 2015 y 2019.

Aunque originalmente tenía planeado lanzar el libro en marzo, optó por posponerlo para no coincidir con la publicación de "Primer tiempo", la autobiografía del ex presidente Mauricio Macri

Su última aparición pública había sido justamente el jueves pasado en la presentación del libro de Macri en el Centro de Convenciones de Recoleta, en donde coincidió la gran mayoría de los principales dirigentes de Juntos por el Cambio.

Previo a ello, Vidal ofició de veedora en las elecciones de El Salvador a finales de febrero, tarea a la que fue convocada por la OEA.

Durante su estadía en la ciudad de Córdoba, Vidal mantuvo reuniones políticas con referentes del radicalismo, del PRO y referentes de otros espacios afines a Juntos por el Cambio.

En el almuerzo también estuvieron presentes, acompañándola, el titular del interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados, Mario Negri, el diputado nacional Luis Juez, la senadora Laura Rodríguez Machado y el ex intendente de la ciudad de Córdoba Ramón Mestre, entre otros.