El intendente del partido bonaerense de Ensenada, Mario Secco, pidió este jueves al presidente Alberto Fernández y al gobernador Axel Kicillof que le hagan "un mimo" ante la inseguridad, ya que advirtió que los jefes comunales están "con la lengua afuera" ante el incremento de hechos delictivos.

Además, Secco se encargó de desmentir versiones de una supuesta pelea a las trompadas con el ministro de Seguridad bonaerense, Segio Berni, aunque admitió que hubo una discusión.

"Estamos pidiendo que el gobernador y el Presidente hagan una inversión en Seguridad como hicieron en Salud. Les pedí que me ayudaran porque estamos con la lengua afuera. Ensenada no tiene patrulleros provinciales, son todos comprados por la Municipalidad", sostuvo el dirigente peronista.

En declaraciones radiales, el integrante del Frente de Todos subrayó: "No nos estamos haciendo los llorones: la DDI, Narcotráfico, y las comisarías de la Mujer lo hicimos nosotros".

"Quiero que el Gobierno provincial y el nacional me den un mimo ahora que tenemos un Gobierno nacional y popular", graficó Secco.

Por otra parte, el intendente se refirió al encuentro que mantuvo con Berni, y descartó las versiones que hablaban de una pelea, aunque reconoció que discutieron.

"No me agarré a piñas con Berni. Nos decimos las cosas de frente. Berni es un compañero. Los dos tenemos temperamento", afirmó.

Y concluyó: "Yo las cosas se las digo al ministro, al gobernador, a todos. Yo no hablo por atrás".

El miércoles, Kicillof había tenido una reunión con los intendentes del conurbano para abordar inversiones en el área de seguridad, para la que dijo necesitar unos 11.000 millones de pesos destinados a la incorporación de nuevos patrulleros y efectivos policiales que serán gestionados junto con Nación.

El episodio entre Berni y Secco sumó tensión a la que volvió a surgir esta semana entre Berni y la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic.

El miércoles, Frederic fue recibida por Kicillof y Berni para coordinar la estrategia contra la inseguridad en la Provincia, en el primer encuentro cara a cara que mantenía con el ministro provincial desde el 12 de marzo.

Aunque ambas partes dijeron que el encuentro se dio en buenos términos, trascendió que Frederic le enrostró a Berni que la atacaba por ser mujer.