Por sorteo, el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi fue designado hoy como el reemplazante, en carácter de subrogante, del fallecido magistrado Claudio Bonadio, por lo que se encargará de todas sus causas hasta que se designe un titular definitivo del juzgado.

El magistrado tendrá bajo su mando tanto el Juzgado Criminal y Correccional Federal número 8, que encabeza, como el 11, el que estaba en manos de Bonadio.

La designación fue realizada por la Cámara Federal porteña a través de un sorteo manual con un bolillero este martes por la mañana. La elección del bolillero tuvo que ver con hacerlo transparente y evitar eventuales cuestionamientos.

Ahora, Martínez de Giorgi se hará cargo de la subrogancia del Juzgado Federal número 11 hasta que se nombre a un nuevo titular, algo que podría demorar un año.

Tres jueces federales se excusaron por diferentes motivos: la jueza María Servini de Cubría por estar a cargo también del juzgado electoral porteño, su par Luis Rodríguez por motivos personales y Daniel Rafecas porque está enfocado a avanzar en una megainvestigación por delitos de lesa humanidad en el Primer Cuerpo del Ejército, según informó a la Cámara Federal.

De este modo, la elección fue entre los siete magistrados federales restantes, María Eugenia Capuchetti, Sebastian Ramos, Ariel Lijo, Rodolfo Canicoba Corral, Sebastián Casanello, Martínez De Giorgi y Julián Ercolini.

Días antes de morir, Bonadio había pedido extender su licencia tras la feria judicial hasta marzo próximo y Casanello había quedado a cargo de la subrogancia.

Luego de su fallecimiento, la Cámara consideró que el motivo del reemplazo de Casanello ya no tenía razón de ser, por lo que convocó a un nuevo sorteo para establecer a un sustituto temporal, que pudiera hacerse cargo de sus causas por un período extenso hasta la designación de un nuevo titular.

Bonadio, que era titular del Juzgado federal 11 desde 1994, falleció el martes de la semana pasada a raíz de un tumor cerebral que había deteriorado su salud en los últimos meses.

De esta manera, Martínez de Giorgi tendrá a su cargo causas de alto impacto político como la del Memorándum con Irán y la denominada Cuadernos, en las cuales Cristina Kirchner se encuentra procesada.