La diputada nacional del Frente de Todos, Gisela Marziotta, pidió que se impulsen políticas públicas de prevención y erradicación de la violencia contra personas con discapacidad "con especial atención en la violencia de género contra niñas, niños, niñes, adolescentes, mujeres, trans y travestis con discapacidad”.


“Dentro de este nuevo grito colectivo de Ni Una Menos, es necesario que demos respuesta a las personas con discapacidad, que son doblemente vulnerables en situaciones de violencia de género”, subrayó Marziotta. 


En el proyecto Marziotta plantea que en el marco de la emergencia socio-sanitaria producto del coronavirus, se implemente un relevamiento permanente de las personas con discapacidad que son “víctimas de actos de violencia en general, de violencia de género y femicidios, transfemicidios y travesticidios en especial”.

En el proyecto de resolución que presentó Marziotta se pide fortalecer un servicio inclusivo de acceso a la información y la comunicación para personas con discapacidad, en particular de las personas con “con discapacidad auditiva (sordas e hipoacúsicas), con trastornos del habla o del lenguaje o con padecimiento mental”. 

“Necesitamos utilizar todas las herramientas disponibles e inventar las que faltan para seguir luchando contra la violencia machista y que el Estado proteja a las personas más vulnerables. Seguir avanzando en la conquista de derechos es la única forma de avanzar como sociedad”, dijo Marziotta.