El Presidente anunció que ordenará a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) "desclasificar los testimonios secretos brindados por agentes de inteligencia en los juicios por el atentado a la AMIA", en tanto que anticipó que investigará "la responsabilidad de los funcionarios del Estado en el encubrimiento" del hecho.

Además, el jefe de Estado adelantó que dictará "un decreto de necesidad y urgencia que modifique la Ley de Inteligencia impidiendo a organismo de inteligencia y a sus miembros realizar tareas represivas, poseer facultades compulsivas, cumplir funciones policiales o desarrollar tareas de investigación criminal como auxiliares de la Justicia".

A la vez, se refirió a la intervención de la AFI que dispuso el Poder Ejecutivo en diciembre pasado. "Terminamos con el oscurantismo que imperó en estos años. Pusimos fin a la norma que tornó severo al financiamiento del organismo", remarcó el Presidente.