La situación del coronavirus en Argentina se agrava cada vez más, en especial en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde está la gran mayoría de los casos. El domingo 28 de junio se vence el plazo actual de la cuarentena, y deberá prorrogarse hasta, al menos, el 12 de julio.

Por eso, si bien aún no hay definiciones concretas, tanto Nación como los gobiernos bonaerense y porteño coinciden en retomar restricciones y medidas mucho más estrictas que las vigentes en ese territorio, aunque descartan volver a la fase 1 tal cual como se vivió a principios de marzo.

El lunes, durante una reunión en la Quinta de Olivos, el presidente Alberto Fernández, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, coincidieron en pasar a "una nueva fase" en el AMBA si continúa el crecimiento de casos de coronavirus en los próximos días.

"Habrá mayores controles en el transporte público y los autos particulares", afirmaron de la Ciudad de Buenos Aires, tal como informó ayer BAE Negocios. También se analiza endurecer las medidas para ciertas actividades. "Los puntos de discusión son los profesionales independientes, los comercios, y las industrias", afirmó a este diario una fuente que conocía los detalles del encuentro del lunes.

Las medidas dependerán de la cantidad de casos que se sumen esta semana, y de la cantidad de camas de terapia intensiva ocupadas. "Nada se descarta, pero tampoco se puede confirmar", resaltaron a BAE Negocios desde el entorno de Larreta. 

En esta nueva etapa del aislamiento social preventivo y obligatorio para AMBA, se mantendrían abiertos los comercios de cercanía y continuaría la atención en bancos y organismos públicos que brindan atención presencial. También cabe la posibilidad de que se suspendan las salidas deportivas en CABA.

La perspectiva de PBA

Kicillof anticipó que junto a los gobiernos nacional y porteño prevén una "cuarentena muy estricta de 15 días" en el AMBA, tras reunirse ayer con el comité de expertos sanitarios que lo asesora.

"Hay que evitar el desplazamiento, porque es así como desde la Ciudad de Buenos Aires, que fue el primer foco, se fue expandiendo hacia otras zonas, y ahora lo tenemos circulando en el conurbano", sostuvo Kicillof en declaraciones al canal C5N.

Ayer, el comité de expertos sanitarios bonaerenses recomendó la adopción de medidas más restrictivas para frenar la movilidad en el AMBA. "Estamos teniendo un crecimiento clarísimo de los contagios y de la utilización de los recursos sanitarios. Estamos de acuerdo, junto al gobierno nacional y de la Ciudad, en que si esto se sostiene tendremos que avanzar hacia un aislamiento más rígido", explicó el gobernador.

Kicillof remarcó que "estos casi 100 días de cuarentena sirvieron para que hoy tengamos este nivel de contagios aún controlable. Lo que hicimos hasta acá valió la pena, dar un paso hacia una medida más restrictiva para cuidar la salud de todos y todas no significa una derrota".

El ministro de Salud provincial, Daniel Gollán, precisó que "mientras el nivel de contagio y expansión del virus siga con esta tendencia en el AMBA, es un peligro latente para toda la provincia".

"Es sumamente importante seguir poniendo todos los esfuerzos en tres ejes: la disminución de la circulación y la movilidad en el área metropolitana; continuar con los operativos del Plan Detectar (que ya se realizaron en 19 municipios a 243 mil personas); y la gestión de nuevas camas y equipamiento para el sistema sanitario bonaerense", graficó.

La situación en CABA

Larreta aseguró que "si los casos se complican, habrá que ir atrás" y retomar medidas estrictas del aislamiento social preventivo y obligatorio.

"Estamos evaluando día a día los datos y es preocupante que los índices vienen subiendo en la última semana", dijo en diálogo con TN, y remarcó que es necesario determinar si esta evolución es "una tendencia" para "evaluar si se vuelve atrás".

Los datos que se analizan son "el nivel de contagios y la ocupación de camas de terapia intensiva", ambos en incremento durante estos días. "Si tomás la úlitima semana es preocupante la situación. En eso coincidimos la Ciudad, la Provincia y el gobierno nacional", sostuvo, y subrayó: "Si en algún momento los casos se complican, volveremos atrás".

Larreta señaló que "hoy las camas disponibles" de terapia intensiva "alcanzan", pero recordó que, sólo desde el viernes, pasó de haber 141camas ocupadas a 179 hoy, y que "si la cantidad de contagios supera cierto nivel, la capacidad tiene un límite". "Este es uno de los datos que influye para tomar decisiones", indicó.

Con un pronóstico similar, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, adelantó que si continúa la tendencia en alza su gobierno le pedirá "un último esfuerzo a los ciudadanos" y que, en ese caso, volver atrás "puede ser determinante" para la contención del virus.

Consideraciones desde Nación

El ministro de Salud nacional, Ginés González García, reconoció su deseo de volver a la fase 1 por el aumento de contagios, pero reconoció en declaraciones a radio Mitre que "hay que ver hasta dónde se le pide sacrificios a la gente porque también es necesario que haya cumplimiento".

"El problema es la evolución; no hay un tema crítico de camas excedentes pero el ritmo evolutivo podría hacer que, en un tiempo no demasiado largo, podamos tener un problema", advirtió.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, evaluó que el jueves podría estar la definición sobre cómo sigue el aislamiento, de acuerdo a los datos de esta semana y a la cifra total de contagios en el AMBA.

"A partir de que sigamos teniendo casos hay que seguir intensificando las políticas de cuidados y, viendo los números de los últimos días, sin duda tenemos que seguir fortaleciendo las medidas para el AMBA", juzgó Cafiero.

Preocupación por las camas de terapia intensiva

El coronavirus en Argentina acumula 47.216 casos confirmados, de los cuales 21.700 residen en la provincia de Buenos Aires y 20.790 en Capital Federal. Del total a nivel país, 1.085 personas fallecieron, y 433 están internadas en terapia intensiva.

La cantidad de personas internadas con cuidados intensivos sube a un ritmo preocupante. "Hace una semana, este mismo reporte informaba que teníamos 353 personas internadas en cuidados intensivos. En una semana, hemos visto un aumento de 22,6%", alertó esta mañana la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

En todo el país, el 45% de las camas existentes para cuidados intensivos están ocupadas tanto por pacientes con y sin Covid-19, mientras que en el AMBA ese porcentaje es del 52%.

"El tema no es solamente ese porcentaje, sino el aumento de ocupación, y que las medidas que se toman hoy tienen impacto en, por lo menos, dos semanas. Por eso se analizan todas esas variables para poder generar las decisiones que se van tomando", remarcó Vizzotti.

De los 433 internados en terapia intensiva, 218 corresponden a la provincia de Buenos Aires, 179 a la Ciudad de Buenos Aires, 14 a Chaco, 8 a Neuquén, 6 a Río Negro, 3 a Córdoba, y uno respectivamente en Entre Ríos, Formosa, Salta, San Juan y Santa Fe.