El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, convocará a un congreso ampliado del Frente Renovador para el segundo fin de semana de noviembre que le permitirá, por un lado, exhibir la fuerza propia, y por el otro lado, instalar un mensaje de "diálogo político" y la necesidad de ampliar el Frente de Todos desde una perspectiva moderada.

Bajo el eslogan "Abrir el Frente es una responsabilidad de Todos", Massa buscará encabezar un hecho político que lo reposicione al Frente Renovador en la interna del Frente de Todos, donde convive con otros sectores como La Cámpora, el PJ de los gobernadores, los movimientos sociales y sindicatos, y el grupo que rodea al presidente Alberto Fernández.

Para el Congreso virtual, que todavía no tiene una fecha precisa ni sede de transmisión, se cursarán invitaciones a mandatarios provinciales y referentes de cada uno de los sectores que componen el Frente de Todos.

En la división de roles que le tocó a partir de la consolidación del trinomio que conformó junto a Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, a Massa le toca la tarea fundamental de articular acuerdos tanto dentro del bloque oficialista como con otros sectores para conseguir leyes y marcos de gobernabilidad, aunque tampoco descuida una agenda propia asociada a la identidad del Frente Renovador.

Los organizadores del acto adelantaron que el Congreso tendrá una importante puesta en escena tecnológica, en la que algunos de los protagonistas participarán de forma presencial y otros lo harán a distancia.

Los ejes de la jornada serán el diálogo como construcción política, la innovación para resolver los problemas de la gente y el federalismo en la implementación de las políticas públicas.

No obstante, detrás de estos títulos se esconde el verdadero propósito de la convocatoria que es la discusión sobre cómo sumar nuevos aliados al Frente de Todos para dotarlo de mayor volumen político y así poder afrontar los desafíos políticos venideros con mayor solvencia.