El expresidente Mauricio Macri celebró el anuncio del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de continuar con las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires, a pesar del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) firmado por Alberto Fernández que dispone lo contrario. 

La decisión del Gobierno de la Ciudad se dio a conocer tras la habilitación de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo porteño, que falló a favor de la presencialidad en las escuelas. 

Luego, la Corte Suprema de Justicia resolvió que el planteo del gobierno porteño contra el DNU de la Nación que suspendió las clases presenciales por dos semanas en el AMBA es de "competencia originaria" de ese tribunal

Al reivindicar la intervención exclusiva de la Corte, el fallo pone en duda la medida cautelar dispuesta por una sala de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, aunque no la deja sin efecto.

"Felicitaciones a los padres que se organizaron para mantener la educación y a la Justicia que actuó en defensa de la Constitución de la Ciudad e hizo cumplir la ley como corresponde", expresó Macri en la red social Twitter

Además, aseguró que el gobierno de Rodríguez Larreta "defendió la educación" con "datos científicos y decisión". 

Por otra parte, apuntó contra el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, que dirige Axel Kicillof, y contra los gremios docentes que realizaron un paro de actividades este lunes en reclamo del cumplimiento del DNU firmado por Fernández el pasado jueves. 

"Al mismo tiempo, no puedo dejar de lamentar la actitud y los exabruptos de las autoridades de la Provincia de Buenos Aires y la de los gremios docentes que hacen un uso político de la situación y actúan en contra de los alumnos por los que dicen trabajar", dijo Macri. 

 

Hay clases en CABA: ¿cuáles son las medidas?

Las medidas y protocolos anunciados por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para la presencialidad en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires son las siguientes:

  • Aumento de frecuencias de colectivos: desde que arrancaron las clases se sumó a la flota de colectivos un 20% más de unidades en horas pico.
  • Los alumnos, acompañantes y docentes tienen prioridad en el transporte público. Por eso, se colocaron carteles en las paradas de colectivos para concientizar sobre la prioridad de estudiantes y docentes.
  • En el transporte público las ventanillas deben permanecer abiertas durante todo el viaje y deben viajar todos sentados y sólo 10 personas paradas.
  • Los Agentes de Tránsito reforzaron sus controles en todos los Centros de Trasbordo de la Ciudad, corredores de Metrobus y principales paradas de transporte público para garantizar que todos los que viajan en colectivos, subtes o trenes cuenten con el permiso de circulación correspondiente, utilicen tapaboca y cumplan con el distanciamiento social.
  • Escalonamiento de ingresos: los estudiantes de secundario ingresan 7.30 a 8.30 y los de primaria de 8.30 a 9.30. Así se evitan la concentración de viajes en hora pico y la congestión en el transporte.
  • Se adecuaron más de 700 micros escolares para llevar a los chicos a la escuela. Los conductores están separados de los chicos por un plástico divisorio, cuentan con material de limpieza y desinfección necesarios para asear la unidad luego de cada viaje y deben mantener las ventanillas abiertas durante todo el viaje para que circule el aire.
  • Sube y baja: es el programa con voluntarios que ayudan en los accesos en auto a las escuelas. Se brindaron pautas para adaptar el programa a las circunstancias actuales como el higienizado de manos en forma regular entre auto y auto y el respeto de la distancia social.
  • Para evitar aglomeraciones de padres, madres y alumnos en la puerta de las escuelas se realizarán cortes de calles en escuelas con alta matrícula.