El presidente Mauricio Macri se comprometió hoy a trabajar para erradicar "todo tipo de esclavitud" y condenó a quienes sacan "provecho de los más vulnerables", al presentar el Plan Nacional Bianual para la Lucha contra la Trata y Explotación de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas.

"Nuestro compromiso es erradicar todo tipo de esclavitud. Nuestro compromiso es con la libertad", subrayó el mandatario durante un acto que encabezó en el Salón Blanco de la Casa Rosada en presencia de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley; la titular del Comité Ejecutivo de Lucha contra la Trata, Ana Copes, y a la Coordinadora del Consejo Federal de Lucha contra la Trata, María Fernanda Rodríguez.

"Estamos trabajando para que el Estado actúe contra estos delitos, para prevenirlos y terminar con ellos", ratificó el Presidente.

También habló de la importancia de "asistir a las víctimas y ayudarlas a seguir adelante a pesar de la terrible injusticia a la que fueron sometidas" y precisó que "de eso se trata este plan: de decirle basta a la injusticia y sacar provecho de los más vulnerables". 

Macri también consideró que la "trata de personas" contempla "delitos de servidumbre, pornografía infantil, trabajo infantil; matrimonio forzoso, y extracción forzada de órganos", los que calificó como "delitos inaceptables".

En su mensaje, el Presidente recordó que "hace 10 años que existe la ley para prevenir, sancionar y asistir a las personas" afectadas por el delito de trata y que hace 6 años se creó el Consejo Federal, aunque remarcó que fue su Gobierno el que "en 2016 lo convocó", ya que "hasta ese momento el Estado incumplía la obligación para proteger los derechos de todos".

"Las consecuencias de trata y explotación, son mayores ante un estado que en lugar de actuar mira para otro lado, deja las víctimas y familias solas en esta lucha tremendamente dolorosa", insistió.

Por su parte, Copes informó que el plan será publico en la web y explicó que las acciones se basan en la "prevención, la persecución y sanción, asistencia y fortalecimiento institucional".

El plan se presentó en coincidencia del nuevo aniversario del Día Mundial Internacional contra la Trata de Personas celebrado cada 30 de julio, según lo establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas.